Varios países comenzaron a vacunar a los trabajadores sanitarios y a las personas con mayores riesgos de mortalidad por el coronavirus (Covid-19). Chile se sumará la “próxima semana” según informó su presidente, Sebastian Piñera, con la vacuna de Pfizer mientras el país trasandino registra un incremento del 22 por ciento en los contagios.

Gran Bretaña, Estados Unidos y Rusia son alguno de los países que ya aplicaron las primeras dosis a la población de riesgo y a los médicos y enfermeros en sus territorios para que no sean afectados por la enfermedad en plena segunda ola.

En latinoamérica, Chile y México son los primeros en asegurarse dosis de la vacuna de Pfizer antes de fin de año. El país trasandino comenzará la vacunación “la próxima semana” para los trabajadores sanitarios y dispondrá de 20.000 unidades en una primera entrega.

“Esperamos iniciar el proceso de vacunación en Chile la próxima semana y vamos a empezar con las personas que han estado en la primera línea, en las unidades críticas, atendiendo a los pacientes críticos”, aseguró Piñera este domingo frente a las consultas de los medios chilenos.

El presidente indicó que esperan inocular a 15 de los 18 millones de ciudadanos en el primer semestre del 2021 y consideró que “la vacunación no es solamente para protegernos a nosotros mismos, es un acto de solidaridad, porque uno protege a todos”, en un claro llamado a aplicarse la vacuna de manera masiva. 

El miércoles, Chile cerró otro acuerdo con la biofarmacéutica china Sinovac para obtener otras 10 millones de vacunas, informó el gobierno chileno. El ministro de Salud, Enrique Paris, agregó que el país tiene un presupuesto de 200 millones de dólares para adquirir vacunas y que se apresta a iniciar conversaciones con el laboratorio chino CanSino para que también le suministre inmunizantes.