El presidente de Chile, Sebastián Piñera, firmó el decreto que convoca oficialmente a elegir el 11 de abril a los miembros de la Convención Constituyente que redactará en un máximo de 12 meses una nueva Constitución y pidió respeto a las leyes al ser consultado sobre un adelanto de elecciones generales.
Durante su mensaje desde el Palacio de La Moneda, Piñera aseguró tener “plena confianza en que los futuros constituyentes, elegidos democráticamente por todos los chilenos, van a estar a la altura de sus responsabilidades, van a poner el interés de Chile y de los chilenos por delante”.
El mandatario manifestó que los 155 convencionales electos “van a llegar a acuerdos para alcanzar una nueva Constitución que guíe e ilumine los caminos que juntos vamos a recorrer hacia el futuro”, tras la contundente victoria del "apruebo" en el plebiscito del 25 de octubre.
El jefe de Estado indicó que la nueva Carta Magna, que dejará atrás la Constitución creada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), deberá recoger valores como el de “la vida, la libertad y la dignidad de todos”.
En la nueva Constitución, según Piñera, se debe garantizar la igualdad ante la ley, la igualdad de oportunidades y derechos, protección del medioambiente y reconocimiento a los pueblos originarios, quienes exigen mayores reivindicaciones políticas, sociales y económicas del Estado.
El mandatario también respondió, al ser consultado por la prensa, sobre un proyecto que presentaron diputados opositores en el Congreso para adelantar a abril de 2021 las elecciones presidenciales y legislativas pautadas para noviembre del mismo año.

"Respecto al proyecto de ley de algunos parlamentarios, en democracia hay que saber respetar la decisión libre y soberana de la gente y también las reglas del juego de la República”, señaló.
Pidió “a todos” que se “respete la democracia y el Estado de Derecho".