El presidente de Chile, Sebastián Piñera, firmó un decreto que autoriza a las Fuerzas Armadas a colaborar con la policía y otros organismos de seguridad en la lucha contra el narcotráfico, mediante tareas de "vigilancia, apoyo logístico, transporte y tecnología" en zonas fronterizas.

"El narcotráfico y el crimen organizado es un enemigo que hay que combatirlo sin tregua, sin cuartel, sin darle ninguna ventaja y utilizando todos los instrumentos a nuestra disposición", dijo Piñera al anunciar su decisión, según informó el medio local El Mercurio.

"El decreto -continuó- establece límites, limita las actividades de las Fuerzas Armadas a lo que se relaciona con el narcotráfico y el crimen organizado en nuestras fronteras".

Piñera aclaró que la medida establece que "esta colaboración se dará básicamente en lo que se refiere a tareas de vigilancia, de apoyo logístico, de transporte y de tecnología".

Acompañado por su ministro de Defensa, Alberto Espina, el jefe de Estado señaló que las Fuerzas Armadas chilenas "pueden hacer un enorme aporte para evitar que por ellas los narcotraficantes y el crimen organizado ingresen drogas que envenenan a la juventud".