Mientras que en las últimas 24 horas se reportaron en Chile 21 muertos por coronavirus (Covid-19) y 5.013 nuevos casos, el Centro de Estudios Espacio Público propuso decretar un estado de hibernación en Santiago. En este estado, que implica un mayor confinamiento, los militares saldrían a resguardar las calles, con dos semanas de cuarentena absoluta, sin permisos.

"Si la gente no entiende por la razón, obviamente vamos a tener que aplicar más fuerza", destacó el ministro de salud Enrique Paris en declaraciones radiales. El total de fallecidos por esta enfermedad asciende a 3.383, mientras que los positivos suman un total de 184.449 y el dilema de la última cama ya es una realidad.

La medida sugerida por Espacio Público fue incluida por el ministro Paris dentro de "todas esas propuestas que tienen que ver con la toma de decisiones" que "se manejan los días miércoles en el comité ampliado que dirige el Presidente". De todas formas, indicó que "las medidas se determinan basados en la evidencia. Nosotros estamos llanos a escuchar todas las posibilidades, medir su impacto sanitario y social".

Desde el Ejecutivo trascendió que por ahora "estamos recopilando todos los antecedentes" y anticiparon que una medida de este tipo debe ser adoptada tomando en cuenta todos los efectos que se van a producir en la población "tanto los positivos y como los adversos".

Una reciente encuesta indicó que el 72% de los habitantes de Santiago admitió haber roto la cuarentena, aunque el 80% de ellos pidió permiso previo para salir a las calles. La curva de contagios en la región se disparó en mayo, por lo que el Gobierno instauró una cuarentena total para intentar aplacarla.

En Chile hay 1.727 personas en unidades de cuidados críticos y quedan 377 respiradores disponibles. En cuanto a las próximas medidas que se adoptarán para reducir el número de contagios, Paris resaltó que se darán a conocer este miércoles.

Qué implica la hibernación

"El gran Santiago debe entrar en hibernación, sí, como una ciudad dormida", sentencia el informe de Espacio Público. Esta hibernación implica medidas de mayor confinamiento, una ampliación del toque de queda (hasta ahora es desde las 22 PM hasta las 5 AM), restringir al máximo el acceso al transporte público, reducir los permisos de desplazamiento y fiscalizar de manera muchísimo más estricta.

Para esto se informaría a la población con cinco días de anticipación para dar el tiempo necesario de abastecerse y no salir durante las dos semanas que estiman como rango aceptable de duración de la medida.

"No es un término técnico la idea de hibernación, sino la idea de que la cuarentena actual se vuelva más estricta", conluyó Diego Pardow presidente ejecutivo de Espacio Público, en diálogo con la cadena TVN. Además, sostuvo que la cuarentena no se ha hecho "lo estricta que se necesita" con el fin de disminuir la movilidad para controlar la curva y darle respiro al sistema de salud.

Más del 70% de los habitantes de Santiago admiteron haber roto la cuarentena

El informe, elaborado por Camila Arroyo, Eduardo Engel, Diego Pardow y Pablo Simonetti; sugiere “reducir sustancialmente la movilidad en Santiago, al menos en un 70%", como explicó Pardow. "La única posibilidad de terminar con el alza de contagios y muertes es reducir franca y decididamente la movilidad en la ciudad”, consignan.

“La ciudad y su sistema hospitalario no aguantan otro mes con estos niveles de contagios y el país no puede resignarse a la alta mortalidad”, advierten. La hibernación, además, conlleva una mayor "ayuda económica directa" a las familias chilenas afectadas.

La región de Valparaíso

El titular de la cartera de Salud comparó la situación de Santiago con Valparaíso, que entró en la noche del pasado viernes en cuarentena, e informó que desde que comenzó esta semana, la movilidad en esa ciudad portuaria disminuyó en un 65%, mientras que en la capital ésta sigue siendo "muy alta".

El estudio de Estado Público que sugiere la hibernación también se refiere al gran Valparaíso, y sugiere que esa región debería lograrse "una cuarentena lo más estricta posible" para evitar "la situación angustiosa del gran Santiago, donde la epidemia no cede".

“Si bien en el gran Valparaíso, con información hasta el 11 de junio, se aprecia una moderación en la tasa de crecimiento de nuevos casos, estos siguen subiendo, con la excepción de la comuna de Quilpué”, afirma.

Los expertos piden una cuarentena exigente en Valparaíso para no terminar en la "angustiosa" situación de Santiago de Chile

Ante esto, agrega que "creemos que la cuarentena debería involucrar a todas las comunas del gran Valparaíso, porque forman un todo orgánico, con muchos viajes entre ellas. También creemos que debe lograrse una cuarentena lo más estricta posible, de modo que la bajada de casos sea rápida y no se produzca la situación angustiosa del gran Santiago, donde la epidemia no cede".

Para lograr este objetivo, destacan la necesidad de aprobar cuanto antes los proyectos de ayuda económica para la población y considerar una cuarentena para las comunas de Los Andes, San Felipe y Santa María (donde se ha registrado un explosivo aumento de casos), así como sus comunas aledañas que tengan un fuerte intercambio con las dos ciudades principales de la zona.