Un proyecto de ley presentado por las formaciones políticas belgas Nueva Alianza Flamenca (N-VA) y el Partido Cristiano-Demócrata y Flamenco (CD&V) que habilita a la policía a registrar viviendas para arrestar a inmigrantes ilegales, fue duramente criticado por asociaciones judiciales que advierten que atenta contra la inviolabilidad del domicilio.

En caso de aprobarse este proyecto de ley, que cuenta con el apoyo del gobierno federal, la policía sólo necesitaría la aprobación de un juez de instrucción para ingresar en las viviendas de inmigrantes ilegales o de cualquier ciudadano belga que los albergue.

Hasta el momento, en caso de negativa a cooperar, la policía se ve obligada a permanecer en la puerta, precisa el diario belga Le Soir en su edición digital.

Esta propuesta se registró después de que el gobierno belga ordenó el pasado domingo el arresto de los inmigrantes indocumentados que viven en el parque Maximillien de Bruselas, pero una cadena humana de unas 2.500 personas impidió concluir la operación, según informó la agencia de noticias EFE.