Los fuertes incrementos de casos de coronavirus en Estados Unidos obligarán a ordenar cierres de empresas y cuarentenas en ciertas áreas del país, pero no se producirá una paralización nacional, estimó  el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

"Habrá algunos cierres individuales en puntos particulares y de ciertas tiendas. Estamos vigilando de cerca esto", dijo Kudlow en una entrevista con la cadena Fox Business. "No hay dudas de que vamos a tener puntos críticos", afirmó más tarde a periodistas en la Casa Blanca. "Simplemente tendremos que vivir con eso".

El aumento de casos de coronavirus en partes de Estados Unidos aún no es tan grave como las infecciones vistas en el punto álgido de la pandemia, pero la situación de todas formas agitó a los mercados financieros.

A nivel nacional, EE.UU. registró su segundo mayor incremento desde inicios de marzo, con un pico de casi 36.000 contagios nuevos el martes, el mayor aumento desde los 36.426 nuevos casos reportados el 24 de abril.

Kudlow sostuvo a la cadena Fox que aún esperaba ver una recuperación robusta "con forma de V" de la economía estadounidense y anticipó un repunte de 20% en la actividad durante el tercer y cuarto trimestre del 2020, además de una tasa de desempleo de 10% para finales de año.

A lo largo del sur y el oeste del país, varios estados están registrando una rápida aceleración de contagios, a contramano de lo que sucede en Nueva York y los distritos vecinos, donde se vivió el pico en mayo y, gracias a una reapertura más cautelosa y gradual, el ritmo de nuevos casos y muertos se mantiene en constante descenso.