La segunda ola de contagios de coronavirus con el fin del verano pone en jaque al sistema sanitario de Uruguay y desde este miércoles se suspendieron las clases presenciales en el departamento de Rivera, la región más comprometida del país. 

"El porcentaje de contagios que se dan dentro de las instituciones de enseñanza es apenas el 2,5%. Algo más de ciento y pocos brotes son en el sistema educativo, y 6.000 en las relaciones intrafamiliares, sin embargo a nivel exponencial es preocupante”, advirtió el presidente Luis Lacalle Pou en la conferencia de prensa que dio paso a las nuevas restricciones. Si bien la prohibición de asistir a los establecimientos educativos rige sólo para Rivera, en el resto del territorio uruguayo será opcional.

"Bajar la cantidad de contagios depende de tres cosas: de las medidas que tomemos desde el gobierno, de que cada vez más personas se vacunen y de la conducta individual de la gente”, insistió el mandatario. 

 La decisión gubernamental se aceleró luego de que el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) que acompaña al Presidente, alertara este martes a primeras horas de la tarde que "se va rumbo al peor de los escenarios" en caso de no tomarse medidas de inmediato.

"Se reanuda la limitación del derecho a reunión y se prohíben las aglomeraciones”, continuó Lacalle Pou.

Las medidas que anunció Uruguay para enfrentar la segunda ola de contagios

  • El Consejo presidencial resolvió un plan para reducir la movilidad: de esta forma se vuelve a prohibir las aglomeraciones y reuniones sociales;
  • El gobierno envió un proyecto de ley para brindar apoyo a las pequeñas y medianas empresas, lo que será votado en el Parlamento local;
  • Se suspende la presencialidad educativa media en Rivera desde este miércoles hasta Semana Santa;
  • Se deja en suspenso la obligatoriedad en todo el país;
  • En cuanto a los institutos de educación terciaria, se insta a que la presencialidad se dé solo en prácticas y en laboratorios;
  • En transporte, se redujo la conexión interdepartamental permitido en un 50%. El intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, también se decidió prohibir la movilidad intradepartamental “a tener un aforo razonable”.
  • Se suspenden los deportes amateur y se obliga al cierre de vestuarios en gimnasios, al menos hasta el 4 de abril
  • Los espectáculos públicos continuarán con el límite de aforo al 30%, pero se agrega que este 30% no puede superar las 400 personas.

 

Rivera en alerta roja por coronavirus

El departamento de Rivera ya muestra números al borde del colapso sanitario: este martes contabilizó un total de 23 camas habilitadas para el Centro de Tratamiento Intensivo (CTI), de las cuáles 16 estaban ocupadas y 10 de ellas por pacientes con Covid-19.

Además la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) notificó que en las últimas 24 horas, se alcanzó una ocupación del 100% en la unidad y por ese motivo las autoridades departamentales coordinaron el traslado de tres pacientes. 

"Se trata de una situación compleja para los médicos porque llegaron con un deterioro muy rápido”, alertó el intendente local, Richard Sander, al portal El PAÍS.