El fabricante estadounidense de aviones Boeing recomendó suspender las operaciones de sus aviones 777 equipados con motores 4000-112 de Pratt & Whitney hasta que la Administración Federal de Aviación (FAA) identifique los protocolos apropiados para su inspección.

"Mientras se lleva a cabo la investigación de la NTSB (Junta Nacional de Seguridad de Transporte), recomendamos suspender las operaciones de los 69 aviones 777 en servicio y los otros 59 en depósito con motores 4000-112 de Pratt & Whitney hasta que la FAA identifique el protocolo de inspección adecuado", aseguró la empresa.

Un Boeing 777-200 de United Airlines realizó un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Denver el sábado después de que el motor derecho sufriera una falla y explotara en pleno vuelo.

                            

Las 241 personas a bordo, incluidos 231 pasajeros y 10 miembros de la tripulación, resultaron ilesos. Los escombros que caían del motor en llamas se esparcieron por tres vecindarios cercanos, sin causar heridos.

Más temprano el domingo, United Airlines hizo público que dejó fuera de circulación a 24 de sus Boeing 777 después de que la FAA dijera que el organismo emitiría una orden de emergencia y requeriría inspecciones más intensas de los vuelos de Boeing 777 que tienen el mismo tipo de motor del accidente ocurrido en Denver. informó la agencia Xinhua.