La ciudad de Nueva York recortará todos sus contratos comerciales con la Organización Trump por el papel del presidente en los disturbios de la semana pasada en el Capitolio de Estados Unidos, anunció el alcalde Bill de Blasio a MSNBC en una entrevista este miércoles.

"La ciudad de Nueva York está rompiendo todos los contratos con la Organización Trump (...) Incitar a una insurrección contra el gobierno de Estados Unidos constituye claramente una actividad criminal", dijo De Blasio.

La Organización Trump, compuesta por cientos de negocios propiedad del presidente, tiene tres contratos para operar concesiones en los parques de la ciudad de Nueva York: el carrusel de Central Park, las pistas de patinaje Wollman y Lasker y el campo de golf Ferry Point.

Las atracciones le aportan a la compañía $ 17 millones al año, según The Washington Post.

Trump, a quien la Cámara de Representantes acusó en 2019 de obstrucción al Congreso y abuso de poder, enfrenta un segundo proceso de juicio político este miércoles por el ataque del 6 de enero al Capitolio por parte de sus partidarios que intentan evitar que el Congreso certifique la victoria electoral de su rival, el presidente electo Joe Biden.

Se espera que la Cámara de mayoría demócrata apruebe fácilmente una resolución que impugne a Trump por "incitación a una insurrección", convirtiéndolo en el único presidente en la historia de Estados Unidos que ha sido acusado dos veces.

Poco antes del ataque, Trump se dirigió a sus partidarios fuera del Capitolio, diciéndoles que "demuestren fuerza" y que "si no luchan como el infierno, ya no tendrán un país". Cinco personas, incluido un policía, murieron en el ataque al Capitolio.

El mandato de cuatro años de Trump termina exactamente en una semana con la toma de posesión de Biden como presidente el 20 de enero.

Fuente: Sputnik