La pandemia complicará las cuentas para este año de las comunidades autónomas españolas, que no podrán cumplir con los objetivos de déficit fiscal.

Así lo anticipó la agencia de medición de riesgos Moody's, que advirtió que los territorios autónomos se encuentran en perspectiva negativa y ven "improbable" que cumplan con el objetivo de déficit fijado por el Ministerio de Hacienda español que lidera María Jesús Montero en un 1,1%, pese a las transferencias que realizará el Estado y los fondos europeos para la recuperación que no compensarán la caída de los ingresos y los mayores gastos, publicó el medio español La Vanguardia.

El desequilibrio presupuestario de las autonomías se reflejará también en el incremento de la deuda. "La ratio de deuda neta directa e indirecta sobre los ingresos corrientes aumentará alrededor del 193% a finales del 2021 desde el 187% en el 2019 y el 2020", señaló Marisol Blázquez, analista de gobiernos regionales y locales españoles de Moody's Investors Service. "Esto marcará una ruptura en la tendencia de reversión de la deuda que comenzó en el 2016", agregó.

La agencia estima que, ante el impacto sanitario y económico del coronavirus, las necesidades de financiación de las comunidades autónomas se elevarán hasta los 49.000 millones de euros, frente a los 34.500 millones de 2019. El año pasado, tras el estallido de la pandemia, se disparó hasta uno 44.000 millones.

Cataluña, con necesidades de casi 14.000 millones de euros, encabeza el ranking, seguida de la Comunidad Valenciana (cerca de 10.000 millones).