El equipo fiscal Lava Jato de Perú, solicitó al Poder Judicial que se revoque la medida de arresto domiciliario contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y se le imponga prisión preventiva efectiva.

"De conformidad con el (...) Código Procesal Penal se solicita se revoque la medida de arresto domiciliario impuesta al imputado Pedro Pablo Kuczynski Godard y se imponga la medida de prisión preventiva", dice el oficio remitido por el fiscal Domingo Pérez, a cargo del caso del ex jefe de Estado.

Pérez afirma que el ex mandatario ha incumplido reglas de conducta mientras estaba recluido en su domicilio, por lo cual solicitó que sea ingresado a un penal preventivamente por el término de 36 meses.

Se indica que Kuczynski habría faltado a la prohibición de "comunicación con testigos en todas las investigaciones que lleva a cabo el representante del Ministerio Público", así como "la prohibición de realizar reuniones sociales en el inmueble donde se lleva a cabo la detención domiciliaria".

El exjefe de Estado, afirma el fiscal, habría recibido visitas de congresistas, por lo que si eso ocurrió violó también la regla que le prohíbe realizar actividad política directa o indirectamente.

Por su parte, la defensa de Kuczynski ha denunciado que el pedido es "injusto".

El exjefe de Estado padece de problemas coronarios causados por su avanzada edad, 80 años.

El equipo Lava Jato indica que el expresidente habría cometido lavado de activos en la construcción del Corredor Vial Interoceánico Perú-Brasil y el Proyecto de Irrigación e Hidroenergético de Olmos, obras adjudicadas de manera ilícita a la constructora brasileña Odebrecht.

Ambas fueron ejecutadas en el Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), en el que Kuczynski ejerció como ministro de Economía.