Italia registra más de 17.000 víctimas fatales por coronavirus (Covid-19) de entre los más de 135.000 casos detectados en su territorio, según cifras oficiales hasta el 7 de abril.

Con estos números, el país europeo superó las muertes de China, lugar en el que se originó la epidemia y que registró alrededor de 3.335 muertes para un total de 82.718 casos de contagio confirmados.

La gran mayoría de las muertes en Italia se reportaron en la región de Lombardía, en el norte del país, a pesar de que la enfermedad se transmitió a personas en las 20 regiones.

Las causas por las que Italia registra tantas víctimas por coronavirus, según la BBC

1. “La manera de diagnosticar a los contagiados”

En los últimos días el virólogo Roberto Burioni aseguró que una de las causas es “la manera de diagnosticar a los contagiados”, que llega al 30% de casos en Lombardía por el 6% en Véneto. En Véneto, si se presenta una persona contagiada, se realizan análisis a todos los que estuvieron en contacto, por lo que se puede intervenir con tiempo antes de que los nuevos enfermos colapsen los centros sanitarios. En Lombardía, se analizan solamente a las personas con síntomas, lo que lleva a pensar que, en realidad, los positivos deberían ser muchos más que los declarados, explicó la BBC.  

2. Mutación del virus

En Italia ya se detectaron dos o tres mutaciones distintas, una en la región de las Marcas, en el Adriático, una segunda en varios lugares de la península y la tercera en Lombardía, donde la cepa local sería particularmente “agresiva”. Hay que contar también con el hecho de que hospitalizar a tantos positivos colapsa las estructuras sanitarias y en muchos casos es dentro de los hospitales donde comenzó y expandió los contagios en Italia.

El virólogo Pregliasco, sostuvo que la edad de las personas no es un criterio que explique la alta mortalidad que produce el virus. La edad media de Italia ya es alta de por sí: 45 años (el 22,6% supera los 65), según el Instituto Nacional de Estadística (ISTAT). Es decir, muy parecida a la de otros países, como Japón o Alemania.

3.Alarmismo

“Demasiado alarmismo, este virus solo afecta a los viejos”. Así respondían la mayoría de los jóvenes de Milán entrevistados por las televisiones en los bares de la ciudad hace tan solo dos semanas. El primer caso conocido en Codogno, primer foco de Italia, tenía 38 años.

 “Hoy tengo un mensaje para los jóvenes: no son invencibles”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, ilustrando que en la mayoría de los casos dan positivos sin síntomas. “Nuestros movimientos hacen la diferencia entre la vida y la muerte de otra persona”, advirtió Adhanom.