Hong Kong anunció que evalúa tomar nuevas medidas de distanciamiento para contener la propagación del coronavirus, tras haber registrado otro récord de contagios diarios de 113 nuevos casos, informó la prensa local.

Según el Centro para la Protección de la Salud, en los últimos 14 días se han confirmado 808 de los 2.132 casos detectados desde el inicio de la pandemia, es decir, casi un 40%, una tasa similar a la de India.

El número de muertos por Covid-19, sin embargo, se mantiene en 14.

Al conocerse las cifras, la secretaria de Salud, Sofia Chan, indicó que el uso de tapabocas, que hasta ahora sólo es obligatorio en espacios cerrados, podría extenderse a lugares abiertos, informó la televisión pública RTHK.

Además, dijo que podría endurecerse la regulación que permite cenar en restaurantes si se comprueba que estos establecimientos reciben un caudal de personas que impida mantener la distancia de seguridad o si aparecen rebrotes vinculados a ellos.

Según el diario local South China Morning Post, el teletrabajo, que en principio regía hasta el domingo próximo, podría extenderse una semana más.

Las autoridades están pidiendo responsabilidad a la población, dado que se ha registrado que el número de usuarios de transporte público recién comenzó a descender el sábado pasado.

La secretaria de Salud pidió a la población tener "más autodisciplina y paciencia” para evitar que el Ejecutivo se vea obligado a tomar “medidas más duras”, informó la agencia de noticias EFE.

Entre las últimas decisiones del Gobierno destaca la obligación de usar mascarillas en todos los lugares cerrados o que los residentes que regresen desde Estados Unidos y Kazajistán presenten pruebas negativas de coronavirus antes de volar a la ciudad y pasen su cuarentena en un hotel en lugar de en su casa.

Según los datos oficiales, Hong Kong es actualmente el punto más caliente de China en lo relativo a contagios de coronavirus, ya que en la parte continental del país hay un brote en la provincia nororiental de Xinjiang, donde se confirmaron hoy 18 nuevos casos, muchos menos que en la antigua colonia británica.