El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que el banco central está enfocado en contener la inflación en EEUU, y no descartó un alza de 100 puntos básicos en una sola reunión si ello ayuda a restaurar la estabilidad de los precios.

"Es esencial que reduzcamos la inflación si queremos tener un periodo sostenido de condiciones sólidas en el mercado laboral que beneficien a todos", dijo Powell en un discurso preparado para una audiencia ante el Comité Bancario del Senado de Estados Unidos.

La inflación sigue estando muy por encima del objetivo de la Fed del 2%, aunque hay algunos indicios de que un indicador del aumento de los precios que excluye los costos volátiles de los alimentos y la energía podría haberse estabilizado o suavizado un poco el mes pasado, dijo Powell.

El jefe de la Fed compareció ante la comisión del Senado una semana después de que el banco central estadounidense elevó su tasa de interés de referencia a un día en tres cuartos de punto porcentual, su mayor subida desde 1994.

Empleo

Cuando un miembro de la Comisión le preguntó si la Fed podría aumentar las tasas hasta en 100 puntos básicos en una sola reunión, Powell dijo que nunca sacaría nada de la mesa y que las autoridades tomarán las medidas necesarias para restaurar la estabilidad de precios.

En una conferencia de prensa tras la decisión, el titular de la Fed también explicó el camino cada vez más difícil que tiene por delante la entidad para reducir la inflación sin causar un gran daño a la economía en el proceso, especialmente un aumento significativo del desempleo.

"Nuestro objetivo es realmente bajar la inflación al 2% mientras el mercado laboral se mantiene fuerte (...) Lo que está cada vez más claro es que muchos factores que no controlamos van a desempeñar un papel muy significativo a la hora de decidir si eso es posible o no", dijo Powell la semana pasada, citando la guerra en Ucrania y preocupaciones por la oferta.

"Hay un camino para que lleguemos allí (...) No es más fácil. Se está volviendo más desafiante", señaló.

Cambios

En su declaración ante el comité del Senado, Powell reiteró que alzas continuas de la tasa de política monetaria de la Fed serían apropiadas, pero "el ritmo de esos cambios seguirá dependiendo de los datos entrantes y la evolución de las perspectivas de la economía".

"La inflación ha sorprendido obviamente al alza durante el año pasado, y podría haber más sorpresas", dijo, añadiendo que los responsables de la política económica tendrían que ser "ágiles" en respuesta a los datos entrantes y a la evolución de las perspectivas.

Los comentarios de Powell ante el comité también mostraron lo mucho que ha cambiado el entorno de la inflación en los tres meses transcurridos desde que presentó el primero de sus informes semestrales a los legisladores.

En aquel momento, describió la inflación -que se situaba en el 6% anual según la medida preferida de la Fed- como "probablemente a la baja en el transcurso del año".