La Comisión Europea (CE) está "preocupada" por el aumento de las llegadas de inmigrantes a la isla griega de Lesbos y sigue confiando en un acuerdo con Turquía en el ámbito migratorio, dijo ayer la vocera comunitaria Natasha Bertaud.

"Seguimos con preocupación el alto número de llegadas en la última semana, que dificultan la situación de un sistema ya bajo presión", dijo la funcionaria durante una rueda de prensa.

Bertaud explicó que el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopulos, está en contacto con las autoridades griegas por este asunto y expresó la disposición de Bruselas a ayudar a mejorar las condiciones de acogida en Lesbos y en los traslados a la parte continental de Grecia. Por otra parte, dejó claro que la CE sigue "comprometida en la aplicación" del acuerdo con Turquía.

Tan solo el fin de semana arribaron a Lesbos otras 300 personas, señalaron medios locales.