El gobierno canadiense informó este miércoles el fallecimiento de una sexta persona a causa de una misteriosa enfermedad neurológica que afecta a otras 44 habitantes del país. La existencia de afección recién se comunicó el mes pasado. El mayor foco se encuentra en el este de Canadá

El primer caso detectado se remonta a 2015, aunque no fue identificado apropiadamente hasta 2020. Durante ese año,  detectaron a un grupo de pacientes con el síndrome neurológico en la provincia de Nuevo Brunswick, ubicada al este de Canadá. Sin embargo, recién el 17 de marzo de este año las autoridades sanitarias del país norteamericano dieron a conocer el hallazgo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas atribuidos a la enfermedad son espasmos musculares, pérdida de memoria, atrofia, problemas de visión y el rápido desarrollo de demencia, entre otras afecciones.

Los médicos descartaron que la enfermedad desconocida esté relacionada con priones, unas proteínas mal plegadas que causan dolencias neurológicas como la de Creutzfeldt-Jakob, que en el ganado provoca el llamado mal de las vacas locas.

¿Qué lo causa?

Aunque los investigadores no identificaron la causa de la enfermedad, la Agencia de Sanidad Pública de Canadá señaló el mes pasado que podría ser una enfermedad totalmente nueva causada por algún tipo de exposición a una toxina presente en el medioambiente.

¿A quienes afecta?

Por el momento, las autoridades canadienses ofrecieron poca información sobre las víctimas. Aunque sí comunicaron que la enfermedad afecta a personas de todas las edades, según señaló ayer la cadena de televisión pública canadiense, CBC.

El foco de los casos

La distribución geográfica tampoco fue precisada aunque la información que trascendió hasta el momento concentra los casos detectados en la península acadiana, una región situada a orillas del Atlántico Norte. Mas precisamente, al norte de la localidad de Moncton, la mayor ciudad de Nuevo Brunswick.

En declaraciones a CBC, Yvon Godin, alcalde de una pequeña localidad de la península acadiana, señaló que la falta de información pública está causando ansiedad entre la población: "Necesitamos saber, tan pronto como sea posible, lo que está causando esta enfermedad", enfatizó el funcionario.