Mientras crece la preocupación en el país por el aumento de casos en jóvenes y en las personas que llegan desde el exterior, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó que espera poder tener "pronto" la vacuna que el país desarrolla contra el coronavirus.

"Si se confirman las proyecciones optimistas, existe la posibilidad de que pronto la vacuna esté disponible para todos y también para otros países de la Unión Europea", planteó Conte en declaraciones reproducidas por el diario Repubblica.

Conte agregó que confía en que la vacuna esté lista en "meses" y que "espera" que quizás se puedan ver resultados antes de fin de año.

En tanto, la edad promedio de los contagiados con coronavirus en Italia en los últimos 30 días fue de 38 años, una baja de cinco años frente a la medición anterior y de 22 años frente al promedio desde el inicio de la pandemia.

La cifra marca una tendencia que preocupa a las autoridades, con la aparición de múltiples casos entre jóvenes y adolescentes a partir de fiestas nocturnas, aglomeraciones en bares y restaurantes y encuentros en casas particulares. La proporción de los menores de 18 años entre los contagiados con coronavirus pasó del 2,3% registrado hasta el 22 de junio al 13,2% del último mes.