La Asociación de la Industria Alemana (BDI, siglas en alemán) advirtió que las disputas comerciales en curso entre Estados Unidos y China están poniendo en riesgo la economía mundial.

El director general de BDI, Joachim Lang, dijo que "cuanto más dura el conflicto comercial, mayor es su impacto en la economía global".

Las disputas comerciales "afectarán directamente" a las compañías europeas que tienen instalaciones de producción en Estados Unidos y China, dijo Lang.

En respuesta a la amenaza de las tarifas automotrices globales de Washington, que podrían afectar especialmente a Alemania, Lang dijo que "una escalada afectaría a los consumidores estadounidenses y a la economía estadounidense, así como a las economías de los aliados más cercanos de Estados Unidos".

"Los derechos de aduana bajo el disfraz de seguridad nacional dañan a Estados Unidos y a sus aliados de la OTAN. Esto no tionfiable para el intercambio global de bienes y servicios".

Galina Kolev, experta en comercio exterior del Instituto Económico Alemán (IW), dijo que "si el socio comercial más grande y el tercero más grande de Alemania se castigan mutuamente con aranceles aduaneros, esto no puede dejar a la economía de exportación alemana ilesa".

"El conflicto comercial desconcierta a los inversionistas y cuelga como una nube oscura sobre la economía mundial", dijo Kolev.

El lunes, el IW redujo su pronóstico para el crecimiento económico mundial este año y pronostica que la economía global crecerá solo un 2,75 por ciento en 2019, más de medio punto porcentual menos que en 2018.