La presidenta regional de Madrid, la conservadora Isabel Díaz Ayuso, disolvió su Gobierno y convocó elecciones anticipadas para el 4 de mayo próximo, anunció su vicepresidente, Ignacio Aguado, en lo que constituye una fuerte ruptura de la coalición de centroderecha que gobierna la capital y otras regiones españolas.

Díaz Ayuso "ha decidido dimitir de sus funciones convocando a elecciones anticipadas", lamentó Aguado, del partido de centroderecha Ciudadanos, que gobernaba Madrid, la región más rica y la tercera más poblada del país, en coalición con los conservadores del Partido Popular (PP) desde mayo de 2019.

Posteriormente, en una breve aparición ante la prensa, la dirigente dijo: "He decidido tomar esta decisión, en contra de mi voluntad, por responsabilidad hacia Madrid y España”, pidió disculpas a los madrileños, y justificó la decisión en la amenaza de una moción de censura de Ciudadanos y el PSOE.

La información se conocIó poco después de que Ciudadanos pusiera fin al Gobierno de coalición con el PP en la región suroriental de Murcia para buscar gobernar con los socialistas, una medida que remece el mapa político del país y que fue muy criticada por los conservadores.

El PP, principal partido de oposición al Gobierno central de izquierda de Pedro Sánchez, y Ciudadanos gobiernan en coalición en Madrid, Murcia y otras dos de las diecisiete regiones del país.
Aguado calificó la decisión de Díaz Ayuso de "irresponsabilidad" por cesar el ejecutivo y convocar a elecciones, cuando los hospitales de la región siguen con una alta ocupación por la pandemia del coronavirus, citó la agencia de noticias AFP.

Figura ascendente del PP, Díaz Ayuso se ha hecho una cara conocida por su oposición frontal durante la pandemia al Gobierno de Sánchez, rehusándose a aplicar las medidas más estrictas para proteger la economía local.