El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, firmó hoy viernes un proyecto de ley que acelera la adquisición y administración de las vacunas contra la Covid-19 en este país del sudeste asiático.

La nueva ley, o Ley del Programa de Vacunación Covid-19 de 2021, crea también un fondo nacional de indemnización para compensar a cualquier persona inoculada en caso de muerte, discapacidad permanente o internamiento en un hospital debido a eventos adversos graves.

"Confiamos en que la firma de esta ley histórica agilice la adquisición y administración de vacunas para la protección contra la COVID-19", dijo el portavoz presidencial Harry Roque en un comunicado.

Roque no entró en detalles sobre la nueva ley.

Pero dijo que la ley "incluye la creación de un fondo de indemnización para cubrir las compensaciones de quienes experimenten efectos adversos graves a la vacuna".

"De hecho, seguimos comprometidos en nuestra lucha contra la pandemia de coronavirus, y estamos utilizando los medios necesarios, como la promulgación de esta (ley), certificada como urgente por (Duterte), como una forma de iniciar nuestro despliegue de vacunas", dijo Roque.

Filipinas busca iniciar la vacunación contra el Coronavirus la semana próxima con las vacunas Sinovac, donadas por China, que llegarán el domingo.

El Gobierno tiene la intención de inocular a hasta 70 millones de filipinos este año, empezando por los trabajadores sanitarios y los soldados. Los ancianos y las comunidades pobres son los siguientes en la lista de prioridades.

Filipinas ha registrado hasta ahora 571.327 casos confirmados de COVID-19, incluidas 12.247 muertes.

 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19


Fuente Xinhua