El mundo sigue siendo un lugar contradictorio, y por eso no es de extrañar que la propuesta del Gobierno de EEUU de levantar las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas contra el covid-19 tenga muchos adeptos y algunos detractores.

El miércoles la representante de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, informó que la Administración de Joe Biden apoya levantar las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas contra covid-19 debido a la emergencia mundial provocada por la pandemia​​​.

"Esta es una crisis mundial de salud, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de covid-19 exigen medidas extraordinarias. El Gobierno cree firmemente en las protecciones de la propiedad intelectual, pero, en aras de poner fin a esta pandemia, apoya la exención de esas protecciones para las vacunas contra el covid-19", destacó Tai en un comunicado.

El texto añade que Estados Unidos participará activamente en las negociaciones con la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que la exención se lleve a cabo.

"Esas negociaciones llevarán tiempo, dada la naturaleza de la institución, basada en el consenso, y la complejidad de las cuestiones implicadas", explicó.

Actualmente existe un fuerte reclamo internacional para que las empresas farmacéuticas que están produciendo vacunas contra el covid-19 liberen sus patentes y permitan una fabricación generalizada, de forma que las inmunizaciones lleguen a todos los países y se pueda hacer frente a la pandemia.

"Hasta ahora se han administrado más de 1.100 millones de dosis de vacunas en todo el mundo, pero más del 80 por ciento de ellas se han administrado en países de ingresos altos y medianos altos, mientras que solo el 0,3 por ciento se ha administrado en países de ingresos bajos", afirmó el miércoles el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. Según el directivo, las personas más ricas se están "beneficiando" del rápido desarrollo de varias vacunas, mientras que los más pobres se lo están perdiendo.

MUCHOS ADEPTOS

Desde hace algún tiempo varios países en desarrollo, encabezados por Sudáfrica e India, presentaron una propuesta para que las farmacéuticas suspendan temporalmente las patentes de sus vacunas y compartan su conocimiento tecnológico, pero varios países ricos, incluidos Reino Unido, Estados Unidos, Suiza y naciones europeas, se opusieron. Por eso sorprendieron las declaraciones de la representante de Comercio de EEUU.

La OMS saluda la decisión del Gobierno estadounidense de Joe Biden de apoyar que se levanten las protecciones a la propiedad intelectual para vacunas, afirmó Adhanom Ghebreyesus.

"Es un momento monumental en la lucha contra el covid-19. El compromiso de Joe Biden y Katherine Tai de apoyar la renuncia a las protecciones de la propiedad intelectual para las vacunas, es un poderoso ejemplo de liderazgo de EEUU para abordar los desafíos de la salud mundial", escribió Ghebreyesus en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) celebró el miércoles la decisión del Gobierno de EEUU. "Quiero saludar la decisión histórica del Gobierno de Joe Biden. La salud no puede ser mercantilizada, la Humanidad vencerá a este virus", expresó el líder del Partido de los Trabajadores en sus redes sociales.

El Gobierno argentino también mostró satisfacción por la decisión de que se levanten las protecciones a la propiedad intelectual para vacunas contra el covid-19.

"La Argentina recibe con alegría el respaldo del Gobierno de Joe Biden a la suspensión de las patentes de las vacunas contra el covid. Implica una gran posibilidad de aumento de la producción. Muchos países podrán verse liberados de esa limitación", escribió el canciller Felipe Solá en su cuenta de Twitter.

Igualmente, el Gobierno español mostró su apoyo a la suspensión de las patentes de las vacunas. "Es la respuesta que requiere una crisis sanitaria así porque o nos salvamos todos o no se salva nadie. Si en el mundo no estamos todos vacunados, no nos salvaremos", dijo la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, en una entrevista con Onda Cero.

Y aunque la prioridad de la UE es aumentar la producción para garantizar la vacunación de la población mundial, este jueves la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen aseguró que: "La UE está dispuesta a discutir cualquier propuesta que aborde la crisis de manera efectiva y pragmática" y añadió que están listos para valorar "cómo la propuesta de Estados Unidos de liberar la protección de la propiedad intelectual de las vacunas contra el covid-19 puede ayudar a alcanzar ese objetivo".

"A corto plazo, hacemos un llamamiento a todos los países productores de vacunas para que permitan la exportación de inmediato y eviten medidas que perturben las cadenas de suministro," ha subrayado Von der Leyen.

DETRACTORES

Pero como era de esperar, las farmacéuticas están en contra de esta idea. Y ya se vieron las primeras consecuencias. El anuncio de Biden fue acogido con fuertes caídas de las acciones de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech, además de Moderna y Novavax en la bolsa de Wall Street.

Sin lugar a dudas es malo para el negocio, pero vale recordar que según un informe publicado en febrero en la revista médica The Lancet, los productores de vacunas recibieron cerca de 10.000 millones de dólares provenientes de fondos públicos y de organizaciones sin ánimo de lucro para financiar sus vacunas.

Por su parte, la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA) calificó de "decepcionante" el apoyo de Biden a la suspensión de las patentes y aseguraron que esta medida "no aumentará la producción de dosis".

En un comunicado, la IFPMA apuntó que "está completamente a favor de garantizar que las vacunas se compartan de forma rápida e igualitaria en todo el mundo, pero una suspensión (de patentes) es una solución simplista y equivocada a un problema muy complejo".

Muchos especialistas coinciden en apuntar que la producción de vacunas es un proceso caro y complejo, por lo que liberar las patentes no garantiza que se vaya a lograr una rápida inmunización. Pero otros recuerdan que no liberar las patentes de los medicamentos para combatir el sida fue una de las peores decisiones que tomaron los grupos de poder en la década de los 90 del pasado siglo.

Toca esperar, pues todavía será un proceso largo, con muchas discusiones y puntos de vista encontrados.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19