Nueva Zelanda extenderá las medidas de restricción impuestas por el coronavirus hasta el 21 de septiembre en todo su territorio, excepto en la ciudad de Auckland, que es el epicentro de un reciente rebrote de coronavirus, informó el Gobierno.

La primera ministra Jacinda Ardern dijo que "el Gabinete acordó en principio que el lunes 21 de septiembre a las 23.59, el resto de Nueva Zelanda pasará al nivel de alerta 1", lo que se traduce en una extensión por siete días antes de la vuelta a la normalidad.

"Si se acuerdan cambios (para la situación de Auckland), éstos entrarán en vigor el 23 de septiembre", señaló la mandataria en una jornada en la que se reportó un solo contagio de transmisión local, informó la agencia de noticias EFE.

El Gobierno neozelandés impuso el confinamiento en Auckland y elevó la alerta al nivel 2 en el resto del país el pasado 12 agosto, dos días después de que se produjera el rebrote de contagios.

Nueva Zelanda acumula desde el inicio de la pandemia 1.447 infecciones de Covid-19, entre los que se cuentan 24 fallecidos y 96 casos activos.