El Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano emitió una protesta después de que Japón autorizara nuevos libros de texto escolares que renovaban sus reclamaciones territoriales sobre Dokdo, los islotes más orientales de Corea del Sur.

Previamente, el Ministerio de Educación de Japón aprobó 17 libros de texto de estudios sociales para escuelas secundiarias, en el área de ciencias sociales, incluidos historia, geografía y estudios cívicos, que se utilizarán el próximo año. Los nuevos libros de texto reiteran la afirmación de Japón de que los islotes formaban parte de su territorio y que están ocupados ilegalmente por Corea del Sur.

"Nuestro Gobierno protesta enérgicamente por la aprobación del Gobierno japonés de los libros de texto de escuelas secundarias que distorsionan, reducen y omiten hechos históricos claros y contienen reclamaciones injustas", dijo la Cancillería en un comunicado. "Instamos a que se realice una corrección de inmediato", añadió.

El ministerio también advirtió sobre una respuesta severa a cualquier reclamo injusto de Tokio con respecto a los islotes, y reiteró que Dokdo es "claramente, histórica y geográficamente y por el derecho internacional territorio inherente de Corea del Sur ".

El vicecanciller Cho Sei-young convocó al embajador japonés ante Seúl, Koji Tomita, para presentar una protesta.

La última reclamación de Japón se produce en momentos en que las relaciones bilaterales siguen congeladas después de meses de discordia, derivada de las cuestiones pendientes de los tiempos de guerra.