Los analistas del mercado en Brasil ajustaron la suba esperada para 2019 en el Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), que pasó de 3,28% a 3,26% (la undécima baja consecutiva) y la de 2020 de 3,73% a 3,66%, de acuerdo con el informe FOCUS del Banco Central brasileño.

Tanto este año como el que viene, el IPCA se ubicaría por debajo de la tasa central de la meta de inflación que es de 4,25% y 4% respectivamente.

En ese contexto de estabilidad, volvió a recortarse la proyección para la tasa Selic, que según el mercado, cerraría el año a 4,50%, un punto porcentual menos que su nivel actual. A su vez, se mantuvo estable el pronóstico para el tipo de cambio y el mercado estima que el dólar se cotizará 4 reales cuando cierre el año.

Hubo una mínima corrección al alza en la suba esperada del PIB para este año que pasó 0,87% a 0,88%, pero se mantuvo en 2,20% el pronóstico para 2020.

En el caso de la producción industrial, este año habría una contracción de 0,65% mientras que para 2020 se espera una expansión de 2,29 por ciento.