El ministro de Justicia español, Rafael Catalá, afirmó que el Govern de Cataluña “debe volver a la legalidad” y que la mera convocatoria de elecciones por parte del presidente Carles Puigdemont no evitaría la aplicación de las medidas del artículo 155 de la Constitución. “Un nuevo escenario político podrá ayudar a resolver los problemas, pero en este momento el incumplimiento de las obligaciones del señor Puigdemont no se soluciona simplemente convocando elecciones”, dijo el funcionario.

En su opinión, también es necesario que Puigdemont confirme que “no ha declarado la independencia de Catalunya” y que tenga un compromiso de cumplir “con la legalidad”.

Catalá, en una entrevista periodística sostuvo que la intención del president Puigdemont de acudir al Senado, en el marco de la tramitación del artículo 155 de intervención, es “un buen paso”, aunque la visita por sí misma tampoco implicaría cambios en la postura del Gobierno de Rajoy, porque comparecer es “una actitud” y “lo que importa es el fondo”.

“Si la comparecencia es para, dentro del marco de la Constitución y las leyes, encontrar soluciones, estaremos todos encantados y dispuesto a que así sea. Si la comparecencia es para ratificar sus posiciones en torno a la independencia de Catalunya, lamentablemente tendremos que aplicar las medidas que el Gobierno ha planteado”, dijo Catalá.

En esta crisis, el Partido Socialista de Catalunya defiende la convocatoria de elecciones autómicas por parte de Puigdemont, para evitar la intervención. Algo en lo que es acompañado por la conducción nacional del PSOE, que estaría dispuesto a retirar su apoyo a la intervención decidida por Madrid, si el President convoca a elecciones anticipadas y ratifica que no hubo declaración de independencia unilateral, por parte de los catalanes.

Aquí se suma otro problema, que es la convocatoria del Parlament catalán para mañana a la mañana, con el objetivo de analizar la intervención. Los secesionistas creen que es el momento de declarar efectivamente la independencia, aunque les cueste la aplicación del 155. Los moderados, creen que hay que buscar vías para forzar un diálogo con el Ejecutivo español.