Una comisión parlamentaria en Israel revocó una decisión del gobierno y autorizó la reapertura de restaurantes pese a las medidas impuestas para detener la propagación del coronavirus.

La comisión a cargo de la lucha contra la enfermedad votó a favor de reabrir los restaurantes siempre y cuando acaten las normas de salud y mantengan las mesas distanciadas.

La decisión es el capítulo más reciente en una pulseada entre el gobierno y el Parlamento, luego que el gobierno decidió ordenar el cierre de los restaurantes pero postergó la implementación bajo intensa presión pública.

El primer ministro Benjamin Netanyahu declaró que era necesario tomar "medidas interinas" para evitar otro confinamiento general. Han estallado numerosas protestas en Israel contra el manejo de la crisis por parte del gobierno y por el daño económico causado por las órdenes de confinamiento.