El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que las nuevas sanciones de Estados Unidos contra Rusia, que entran en vigor por estas horas, "son contraproducentes y no tienen sentido".

"En lo que se refiere a las sanciones, son contraproducentes y no tienen sentido, sobre todo en relación a un país como Rusia", dijo Putin en una rueda de prensa conjunta con el presidente finlandés, Sauli Niinistö, con el que se reunió en el balneario ruso de Sochi, a orillas del mar Negro, según reportó la agencia Efe.

El jefe del Kremlin volvió a insistir en que las sanciones contra Rusia interesan al "establishment" estadounidense más que al presidente de ese país, Donald Trump, con el que Putin parece tener buena sintonía.

"No se trata de la posición del presidente de EE.UU., sino de la posición del llamado establishment, la clase gobernante en el sentido amplio de la palabra. Espero que al final nuestros colegas tomen conciencia de que esa política no tiene futuro y que empecemos a cooperar con normalidad", subrayó Putin.

La Casa Blanca anunció el pasado 8 de agosto la entrada en vigor a partir de ayer de nuevas sanciones contra Rusia que entre otras cosas prohibirán la exportación de ciertos productos tecnológicos a ese país.

Esta nueva tanda de medidas económicas contra Moscú se adoptó en represalia por el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en territorio británico con un agente nervioso, algo que Washington da por demostrado.

Además, la Casa Blanca ha dado tres meses a Moscú para permitir una inspección de la ONU en territorio ruso y garantizar que no volverá a emplear armamento químico.

En caso de que Rusia no cumpla con estas exigencias, la Casa Blanca amenaza con adoptar otra tanda de sanciones mucho más severas y muy dañinas para la economía rusa.