El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se refirió a las acusaciones que su contraparte norteamericana, Joe Biden, le profirió este miércoles, en donde lo trató de “asesino”: “Mantente sano, le deseo buena salud”, respondió hoy el funcionario ruso al recientemente electo presidente de los Estados Unidos.

En una entrevista que brindó a la cadena ABC, Biden había acusado al jefe del Kremlin de ser un “asesino” y de intentar desestabilizar las elecciones de 2020 que lo coronaron presidente. También adelantó que Putin iba a “pagar un precio” por sus acciones y que se “verían pronto”.

Este jueves el líder ruso tuvo la oportunidad de hablar sobre el tema. En un acto ubicado en la ciudad de Sebastopol fue consultado por el público presente sobre lo dicho por Biden: "¿Qué le respondería? Yo le digo: ¡Mantente sano! Le deseo buena salud”

Sin embargo, no fue lo único que mencionó sobre el oriundo de Pensilvania y sus acusaciones de ser un asesino: “Cuando evaluamos a otras personas, o cuando evaluamos a otros estados, otras naciones, siempre nos miramos en el espejo, siempre nos vemos a nosotros mismos”, reflexionó Putin.

En este sentido, el ex agente de la KGB habló sobre su infancia y recordó un viejo dicho que utilizaba durante su niñez: “El que lo dice lo es”, rememoró. Acto seguido, se refirió al “exterminio de la población local” en Estados Unidos, sus conflictos raciales, al movimiento de Black Lives Matter, entre otros temas de la historia del país norteamericano. 

¿Como serán las relaciones entre ambos países? 

Sin embargo, pese a esas declaraciones el nacido en San Petersburgo aseguró que no romperá relaciones con Estados Unidos pero solo trabajará con la Casa Blanca cuando le resulte “beneficioso”. Luego de las declaraciones de Biden, el gobierno ruso había convocado a su embajador en Washington, Anatoly Antonov, para realizar consultas sobre sus vínculos con Estados Unido con la intención de evitar un “deterioro irreversible”

Poco después de los dichos del presidente norteamericano, la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció que la nueva administración tendrá un “enfoque diferente” a la gestión anterior respecto a sus relaciones con la Federación Rusa. 

"Igualmente hemos encontrado formas de trabajar juntos (con Rusia) en áreas en las que tenemos intereses mutuos, incluida la extensión del Nuevo START (tratado de control de armas) por cinco años; eso es diplomacia en acción", agregó Psaki.