Rusia Unida, el partido del presidente ruso, Vladimir Putin, revalidó su mayoría parlamentaria tras las elecciones celebradas este fin de semana en el país, unos comicios marcados por el desinterés y plagados de denuncias de fraude, pero celebrados por su "transparencia y probidad" por las autoridades .

Con el 99,7% de los votos escrutados, Rusia Unida retiene la mayoría con 49,8% de los votos, 4,6 puntos menos que en las elecciones parlamentarias de 2016, mientras los comunistas registran un 19%, 6,7 puntos más que hace cinco años, según datos de la Comisión Electoral citados por la agencia de noticias AFP.

La oposición, mayoritariamente excluida de estas elecciones, igual que el principal opositor, el encarcelado Alexey Navalny, denunció fraudes masivos a medida que la victoria de Rusia Unida se ampliaba durante la noche.

Un alto responsable del partido en el poder, Andréi Turchak, aseguró que su formación logró al menos 315 escaños de un total de 450 en la Duma (cámara baja del parlamento), con lo que saludó una victoria "clara y limpia".

Mandato

Se trata de una mayoría de más de dos tercios, -aún no definitiva- y que sin embargo constituye un descenso para Rusia Unida respecto a 2016, cuando obtuvo 54,2% de los sufragios, y 334 diputados.

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, por su parte, dijo que "para el presidente (Putin) lo más importante es desde luego que las elecciones hayan sido celebradas en la transparencia y la probidad".

Con un creciente descontento social por la situación económica y la pandemia de coronavirus, Putin, de 68 años, logrará una sólida escena legislativa para apoyar sin ninguna fisura sus políticas, además de garantizarle estabilidad hasta que termine su mandato, en 2024.



 

noticias relacionadas