Luego de detectar una cepa del coronavirus (Covid-19) en visones que pertenecían a granjas de Jutlandia del Norte, el gobierno de Dinamarca tomó la drástica decisión de eliminar a los 17 millones de visones del país. "Estamos hablando de un virus mutante que empezó en Jutlandia del Norte y vamos a deshacernos de él en Jutlandia del Norte", indicó Birgit Hansen, alcaldesa del municipio de Frederikshavn. Los animales contaban con una mutación denominada Cluster 5 que, aunque no presenta nuevos riesgos, sí complica el desarrollo de una vacuna.

De acuerdo con Mette Frederiksen, la primera ministra danesa, la situación del coronavirus en visones es "muy muy grave", por lo que decidió eliminar a todos los ejemplares. Sin embargo, este lunes pidió disculpas en el Parlamento: "Lamento lo ocurrido en el Parlamento y con los criadores de visones. A pesar de que estamos muy atareados, es obvio que debe de estar claro cuándo es necesaria una nueva legislación, y no ha sido el caso. Pero se trata de un problema de salud y los visones tienen que ser sacrificados", expresó ante los legisladores.

Ya se sacrificaron más de 2 millones de visones

Desde que el Gobierno hiciera su anuncio, el 4 de noviembre, hasta este martes se habían sacrificado 2,4 millones de visones en el país, primer exportador mundial de pieles de visón, pero algunos criaderos siguen negándose a matar a sus animales sanos. Es que luego de la decisión del gobierno danés, expertos criticaron la medida por carecer de fundamento. 

El profesor Francois Balloux, director del Instituto de Genética de UCL, criticó la "confusión" generada: "Existen miles de mutaciones de SARS CoV2 emergiendo constantemente. El hecho de que se observen algunas en visones no cambiará las cepas que circulan entre humanos", dijo en un hilo en Twitter.

Sin pelos en la lengua, calificó como "idiota" la justificación de que la mutación podría afectar la eficacia de la vacuna, "ya que las mutaciones frente a la vacuna pueden suceder (o no) en el futuro si estas son beneficiosas para el virus una vez que la vacuna esté desarrollada".

El profesor James Wood, jefe del departamento de medicina veterinaria de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, también precisa la necesidad de más investigación respecto a los cambios genéticos descritos. Es por ello que, en su opinión, la gestión de los visones requería "una mejorada bioseguridad o una suspensión" en este momento.

"La amenaza a la salud pública de tener a una reserva animal numerosa que no puede aislarse de forma efectiva de los humanos es para muchos una justificación clara para decidir sacrificarlos", dijo Wood a BBC Mundo.

Qué es el Cluster 5

El Cluster 5 fue detectado en 12 personas en el norte de Dinamarca, y su contagio se atribuye a los visones. Luego de este hallazgo, las autoridades impusieron desde el jueves pasado un cierre total de un mes en las siete localidades en cuyas granjas de detectaron casos. 

En el último tiempo, no se detectó ningún caso más de Cluster 5, mientras que los 12 registrados, que se habrían contagiado en septiembre, ya no están activos, por lo que cabe esperar que se haya eliminado la cepa. De hecho, al menos 214 personas se han contagiado desde junio con diversas variantes de coronavirus, pero las alertas se centran especialmente en cinco mutaciones vinculadas a los visones.

La proteína S, o espiga, se modifica con el Cluster 5

La mutación del Covid-19 detectada en visones se produce en una parte del virus conocida como proteína espiga, importante para la inmunidad y objetivo de futuras vacunas y tratamientos. Allí se producen modificaciones que afectan a la espícula viral (peplómero) del coronavirus, los múltiples ‘brazos’ con los que el patógeno se engancha a las células de su huésped para replicarse.

Sin embargo, durante una conferencia de prensa, el ministro de Sanidad danés, Magnus Heunicke, aseguró que aún no había datos de que dicha mutación causara síntomas más graves de Covid-19.

"Sabemos que los visones se contagian de personas, pueden infectarse y luego transmitirse el virus entre ellos. Y ahora está volviendo a los humanos", dijo a la BBC la profesora Joanne Santini de la University College of London (UCL).

La revista New Scientist indica que hay reportes científicos sobre visones de criaderos contagiándose de humanos.

Qué efectos podría tener sobre el ser humano

Esta mutación no agrava las complicaciones causadas por el coronavirus en el ser humano pero sí actúa sobre los anticuerpos, restándoles eficacia, lo que añade un problema al desarrollo de la vacuna de coronavirus, según las autoridades danesas.

En un contexto donde las vacunas contra el coronavirus se desarrollan a contrarreloj, esto puede presentar una dificultad importante, ya que para atajar la pandemia los científicos se centran en los brazos del virus para impedir que el virus se replique. Si estos brazos cambiaran con la mutación, “podría significar que las vacunas serían menos efectivas contra estas variantes del virus”.

Actualmente hay más de cinco vacunas en Fase III

Además, en los ensayos realizados hasta el momento se ha comprobado que estas cinco mutaciones mostraron “una menor sensibilidad” ante los anticuerpos de pacientes humanos que habían superado la enfermedad.

Qué dice la OMS acerca del coronavirus en visones de Dinamarca

La Organización Mundial de la Salud ( OMS) explicó este sábado que  de la docena de casosdetectados hace dos meses en Dinamarca, ocho tenían algún vínculo con la industria de la cría de visones (mink) y cuatro casos procedían de la comunidad local.

Aunque la OMS informa que todavía es difícil predecir cuáles pueden ser las consecuencias de estas mutaciones, según los datos preliminares esta variante asociada a los visones “posee una sensibilidad moderadamente reducida a los anticuerpos neutralizantes”.

La científica en jefe de la OMS llamó a la calma

Asimismo, indicó que todavía se requieren más estudios científicos y de laboratorio para confirmar estos hallazgos preliminares y comprender cómo afectan al diagnóstico, el tratamiento y el desarrollo de vacunas.

No obstante, la OMS llamó a la calma. En una rueda de prensa en Ginebra su científica en jefe, Soumya Swaminathan, ha asegurado que es “demasiado pronto” para entender las implicaciones de estas mutaciones y apuntó que, por lo que se sabe hasta el momento, no parece que modifiquen el comportamiento básico del Sars-CoV2.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, agregó que es habitual que se produzcan mutaciones en una pandemia “en la que hay millones de infectados” y que también son frecuentes los contagios cruzados entre seres humanos y animales en cautividad.