Brasil es el tercer país con más personas contagiadas de coronavirus (Covid-19), que superan las 8,6 millones, y el segundo con más muertes: ya cuenta 212.831 víctimas fatales, según los datos relevados por la Universidad Johns Hopkins. A esta situación crítica por la pandemia y al borde del colapso en varias ciudades, se suma la nueva cepa del Amazonas que fue calificada de "preocupante" por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nueva cepa de coronavirus en Brasil es “muy probablemente” más contagiosa, al presentar características similares a la mutación británica o la sudafricana, afirmó en diálogo con AFP el investigador Felipe Naveca, que lidera en el estado de Amazonas los estudios sobre mutaciones del virus.

Aún no se conoce qué tanto se transmitió la variante de Covid-19, ya que es un "fenómeno reciente", según Naveca, pero ya se pudo haber expandido a otros lugares de Brasil y no se descarta que sea la cepa predominante en el estado de Amazonas, la región más afectada por el coronavirus, sostuvo el científico integrante del Instituto Leônidas y Maria Deane, el cual trabaja junto a la Fundación Fiocruz.

Las mutaciones en los virus son normales y suceden en pequeña medida al transmitirse de una persona a otra, pero a veces pueden ocurrir cambios más drásticos que modifiquen la forma en que se comporta la enfermedad, al hacerla más contagiosa o que los síntomas de la enfermedad que provocan sean más graves. Por eso, la variante de Brasil encendió las alarmas de la comunidad científica.

De Brasil a Japón

El 10 de enero se dio a conocer que una nueva variante del coronavirus había aparecido en Japón. Sin embargo, no era autóctona, sino que llegó allí a través de cuatro viajeros que provenían de Brasil y habían visitado la región amazónica.

La Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de Latinoamérica que pertenece al Estado brasileño, confirmó que circula una nueva variante del coronavirus originada en Manaos, capital del estado de Amazonas, la misma que se descubrió en los turistas japoneses.

La nueva variante presenta una serie de mutaciones inéditas, afirmó el subdirector de investigación de Fiocruz Amazonía, Felipe Naveca. La cepa amazónica posee doce mutaciones, y la que más preocupa es una que también está presente en las variantes de Reino Unido y Sudáfrica: tiene alteraciones en la proteína "Spike" (en español, "pinche" o "punta"), lo que podría significar que es más contagiosa.

Pero la cepa amazónica no es la única descubierta en Brasil, sino que es la segunda: a fines de diciembre pasado, se encontró una mutación inédita del coronavirus en Río de Janeiro, otra de las regiones más afectadas por la pandemia junto al estado de Amazonas.

La proteína Spike del coronavirus, la clave de la nueva cepa: qué es y qué se sabe hasta ahora

La proteína Spike está presente en los tipos de virus llamados coronavirus, grupo que integra el Sars-Cov-2 que hoy es pandémico. Esa proteína en forma de pico (de ahí la denominación "corona") recubre el virus, y es responsable de la transmisión, ya que permite invadir otras células.

Las variantes en la proteína Spike son las que determinan qué tan contagioso es el virus de Covid-19, dado que pueden facilitar la transmisión y hacer que suceda mucho más rápido: es lo que pasa hoy con la cepa de Sudáfrica y la de Reino Unido, y también podría ser el caso de la mutación amazónica.

Las mutaciones en la variante de Brasil se dieron en los genes que codifican esa proteína Spike o espícula viral, con lo cual podría ser más contagiosa. Pero, más allá de ese cambio en particular, las muestras analizadas en los turistas japoneses acumularon un número “inusual” de alteraciones genéticas, y se “asemejan al patrón observado” en las variantes británica y sudafricana, según una nota técnica publicada por Fiocruz.

“Si esas mutaciones confieren alguna ventaja selectiva para la transmisibilidad viral, debemos esperar un aumento de la frecuencia de esos linajes virales en Brasil y en el mundo en los próximos meses”, dice el documento.

Además, indica que las mutaciones son un “fenómeno reciente, probablemente ocurrido entre diciembre de 2020 y enero de 2021”, y “pueden ser representantes de un virus potencialmente de un linaje emergente en Brasil”.

“El surgimiento de nuevas variantes del SARS-CoV-2 que abrigan mutaciones en la proteína Spike, que pueden impactar la aptitud viral y la transmisibilidad, viene siendo una cuestión de gran preocupación”, resaltó Fiocruz en el texto.

Qué no se sabe de la nueva cepa brasileña

Por un lado, aún resta conocer el impacto de esta nueva variante: ¿qué tanto se logró transmitir? ¿A quiénes afectó? ¿A qué zonas de Brasil llegó y, más aún, en qué otros países está presente?

Reino Unido, Italia y otros países ya suspendieron vuelos con Brasil y Sudamérica por la nueva variante. Además, médicos de Corea del Sur registraron el primer caso en ese país de la nueva cepa de coronavirus detectada por primera vez en Brasil, declaró este lunes la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Las investigaciones ahora se centran en conocer la naturaleza de estas mutaciones y cómo son, con un estudio que ya se realizó por parte de científicos de 10 instituciones, entre ellas el Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford, ambas en Inglaterra, y el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil.

La pregunta que todos se hacen es si la nueva cepa es resistente a las vacunas que hoy en día están siendo aplicadas en todo el mundo, o si el fármaco logrará inmunizar también contra ella y las variantes de Reino Unido, Sudáfrica u otras que puedan surgir. Por ahora, ninguna mutación parece ser más fuerte que las vacunas.