Marielle Francisco da Silva fue una dirigente social y política negra, madre, feminista, socióloga, "creada de la favela", como a ella misma le gustaba decir. Nacida en el Complejo de Maré, Zona Norte de Río de Janeiro, el 27 de julio de 1979, era referencia en la lucha por los derechos humanos.

Estudió Sociología en la PUC con el apoyo de la beca integral ofrecida a los ciudadanos sobresalientes, e hizo maestría en Administración Pública en la Universidad Federal Fluminense (UFF).  Su lucha más reciente fue como asesora parlamentaria del diputado Marcelo Freixo, colega del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), hasta que fue electa para el Legislativo municipal hace dos años atrás. 

Las elecciones de 2016 no fueron unos comicios más para esta joven dirigente de 38 años que fue madre con apenas 19. En ese acto electivo fue la quinta parlamentaria más votada. 

Su compromiso, sin duda, estaba puesto en la lucha de las clases postergadas y -últimamente con más fuerza- de los reclamos feministas. "Paren de matarnos", fue una de las últimas publicaciones de la dirigente PSOL, quien en el último carnaval había encabezado una fuerte campaña contra el acoso callejero. 

En la Cámara, Marielle era presidente de la Comisión de Defensa de la Mujer. Sobre el tema, presentó un proyecto para la creación del Dossier de la Mujer Carioca, para llevar a la alcaldía de Río a recopilar datos sobre violencia de género en el municipio.

También actuó para permitir en la ciudad el aborto en las condiciones establecidas por el Supremo Tribunal Federal y para ampliar el número de Casas de Parto: locales destinados a la realización de partos normales.