La vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech se comenzó a aplicar en los países de la Unión Europea en lo que se llamó "Día de la Vacuna" o "V-Day", a poco menos de un año que se declarara en Francia el primer caso de coronavirus de Europa, el 24 de enero pasado.

Sin embargo, no cualquiera puede ser vacunado por ahora: la campaña de vacunación comenzó por los grupos de riesgo, como ancianos y trabajadores de la salud. De hecho, en muchos países se inició con residentes de hogares para ancianos y los trabajadores de esas instituciones.

El testimonio de las primeras personas que recibieron la vacuna en Europa

Esta mañana se dio la primera vacuna en España. Fue para Araceli Rosario Hidalgo, de 96 años, interna de la residencia de mayores Los Olmos de Guadalajara desde el año 2013, que se convirtió en la primera persona en recibir la vacuna frente a la Covid-19 en su país. "Esperemos que nos deje en paz el virus", dijo luego de vacunarse.

Unos minutos después de Araceli se le aplicó la vacuna a Mónica Tapias, nacida en 1972, técnica de cuidados auxiliar de enfermería (TCAE) que trabaja en dicho centro desde hace diez años. "A ver si por fin se acaba ya esta enfermedad", deseó la empleada de la residencia.

Fuente: RTVE, Radio Televisión Española

Todas las comunidades y ciudades autónomas de España empezarán hoy a vacunar con la partida inicial que se empezó a distribuir ayer. A partir de mañana se enviará todas las semanas una media de 350.000 dosis a las comunidades autónomas, y en las próximas 12 semanas España recibirá 4.591.275 dosis de esta vacuna de Pfizer con las que se conseguirá inmunizar a 2.295.638 personas.

En Alemania, Edith Kwoizalla, de 101 años, quien vive en una residencia para ancianos en el estado alemán de Sajonia-Anhalt, se convirtió en una de las primeras europeas en recibir la dosis.

El primer ministro de República Checa, Andrej Babis, se convirtió hoy en uno de los primeros mandatarios europeos en recibir la vacuna, en el Hospital Militar Central de Praga, y ante las cámaras de televisión, consignó la agencia alemana Dpa.

En Suecia, Gun-Britt Johnsson, de 91 años, fue la primera residente del país en recibir la inyección en un centro de la localidad de Mjolby, a 230 kilómetros de Estocolmo. "Es maravilloso no estar enferma", declaró después sobre la vacuna que el primer ministro del país, Stefan Lofven, calificó de "luz en las tinieblas" y un "momento extraordinario para la ciencia y la Humanidad".

En Francia la primera vacunada fue Mauricette, de 78 años, ingresada en la unidad de cuidados de larga duración del hospital René-Muret de Sevran. "La razón y la ciencia deben guiarnos. Tenemos una nueva arma contra el virus: la vacuna. Mantengámonos juntos de nuevo. (...). Estemos orgullosos de nuestro sistema de salud", destacó el presidente galo, Emmanuel Macron, a través de un hilo de Twitter.

Oporto fue el escenario de la primera vacuna administrada en Portugal, concretamente el Hospital de Sao Joao, donde una enfermera vacunó al médico infectólogo António Sarmento ante la atenta mirada de la ministra de Sanidad, Marta Temido, y de decenas de fotoperiodistas.

En Dinamarca un mayor de 79 años de una residencia de Odense, Leif Hasselberg, fue el primer destinatario de la vacuna. "Hay luz al final del túnel después del año más difícil desde la Segunda Guerra Mundial", subrayó la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, quien estuvo presente en la vacunación y agregó que la aparición de la vacuna es un "gran punto de inflexión para el mundo entero".

Polonia tuvo como primera vacunada a una una enfermera, Alicja Jakubowska, directora de Enfermería del Hospital del Ministerio del interior, en Varsovia.

"Como el primer hombre que pisó la Luna. Como Neil Armstrong", dijo Svein Andersen, el primer vacunado noruego desde su residencia de mayores de Oslo. "Me siento raro. Casi parece que he hecho historia", declaró tras recibir el primer pinchazo.

La situación de las vacunas y el coronavirus en Europa

La pandemia dejó en Europa más de medio millón de muertos y las economías de los países en crisis por la paralización que significaron los protocolos de confinamiento y toques de queda, informó la agencia de noticias Europa Press.

No obstante y pese a los atisbos de esperanza con el advenimiento de las vacunas, los expertos coinciden en que la población tardará en volver a la normalidad, cuyo retorno no se espera como mínimo hasta junio de 2021.

Con todo, el "conmovedor momento de unidad" que anticipaba ayer la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se plasmó hoy con la administración de las vacunas a los primeros de los 450 millones de ciudadanos de los 27 estados miembros de la Unión Europea (UE).

Llegadas desde la fábrica belga de Pfizer, y en ocasiones con escolta policial, países como Alemania, Hungría y Eslovaquia decidieron no esperar a este domingo y comenzaron a administrar la inyección a última hora de la tarde del sábado.

Irlanda y Países Bajos comenzarán sus vacunaciones recién el próximo miércoles, en el primer caso, y el 8 de enero, en el segundo.

También en Italia, donde unas 10.000 dosis del medicamento llegaron durante su primer desembarco en una fecha “que vivirá en nosotros para siempre”, según publicó el primer ministro Giuseppe Conte, comenzaron las vacunaciones.