Las autoridades sanitarias de Cuba tratan de contener el rebrote de Covid-19 que azota la isla desde enero, aunque en los últimos siete días registraron un leve aumento de los contagios con 5.914, si bien se mantuvo el mismo número de fallecidos.

Al cierre de esta semana, la cifra de infectados subió un poco en relación con los 5.256 reportados en igual período anterior, pero los decesos se mantuvieron en 26.

La Habana, la mayor urbe de la isla y donde viven poco más de dos millones de cubanos, sigue siendo el epicentro de la enfermedad en el país, con contagiados en sus 15 municipios y una tasa de incidencia de 106,8 por cada 100.000 habitantes, la más alta de la nación.

Diez de los municipios habaneros y dos de la occidental provincia de Mayabeque concentran el 41 por ciento de los infectados del país.

En la capital, las autoridades mantienen medidas sanitarias restrictivas que incluyen la limitación de la circulación desde las 21:00 horas locales hasta las 05:00 horas del siguiente día, así como severas multas a quienes no utilizan o utilizan mal las mascarillas.

La tercera ola de la pandemia que vive la isla obligó a volver a aplicar en todo el país medidas como la suspensión del curso escolar, y el cierre de lugares públicos como hoteles, casas de renta, bares y restaurantes.

El Gobierno dispuso esta semana que, por el alto número de contagios las centrales provincias de Sancti Spiritus y Camagüey, así como la oriental Granma, retrocedieran a fases más restrictivas en el enfrentamiento a la pandemia.

Las nuevas restricciones territoriales, anunciadas por el vice primer ministro Roberto Morales, incluyen a 14 municipios de esas tres provincias.

En un encuentro del grupo gubernamental que cada día analiza la evolución de la pandemia en la isla, Morales insistió en el cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios en los plazos establecidos por el Sistema Nacional de Salud.

Desde inicios de febrero se determinó el aislamiento de los viajeros que llegan al país, así como la ampliación de la lista de los países con vuelos regulares restringidos.

Esa última medida ha permitido una reducción de los casos importados que esta semana llegaron a 103, una disminución en relación con los 127 de la semana anterior.

Por otra parte, esta semana comenzó de la tercera y última fase de ensayos clínicos de Soberana-02, un candidato vacunal desarrollado por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) de la Habana y que se ha convertido en el más avanzado de América Latina.

Hace dos días, el presidente Miguel Díaz-Canel, anunció en la red social Twitter la próxima realización de la Fase III de ensayos clínicos del candidato vacunal Abdala, otro de los cinco inyectables contra el nuevo Coronavirus elaborados por científicos cubanos.

Otros tres candidatos cubanos, Soberana-01, Soberana Plus y Mambisa, se encuentran también en diversas etapas de investigación.

A su vez, esta semana nació por cesárea en un hospital de la central ciudad de Villa Clara, la primera niña cubana dada a luz por una mujer internada en estado crítico por Covid-19. La menor nació con 2.560 gramos de peso a las 35 semanas de gestación, evoluciona de manera favorable y no está contagiada con el virus.

Desde que la pandemia comenzó a azotar la isla hace casi un año, Cuba acumula 55.693 contagiados y 348 decesos, así como 50.779 recuperados de la Covid-19.

 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19


Fuente Xinhua