El primer ministro británico, Boris Johnson, inició una drástica reorganización en su gabinete reemplazando a Dominic Raab como ministro de Relaciones Exteriores, aunque lo subió al rango de vicepremier, y designó en su lugar a Liz Truss, a la vez que despidió a los ministros de Educación, Vivienda y Justicia, Gavin Williamson, Robert Buckland y Robert Jenrick, respectivamente.

La remodelación en el gabinete se produce en medio de una caída de la popularidad del premier británico golpeado por la pandemia y tras la caótica salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y la cuestionada retirada del país de Afganistán tras la toma del poder de los talibanes.

Jenrick, que confirmó la noticia en Twitter, había enfrentado pedidos de renuncia entre otros temas por viajar más 150 kilómetros desde Londres a su casa de fin de semana y otro viaje de de más de 50 kilómetros para visitar a sus padres en medio del confinamiento.

Según las reglas de la cuarentena en ese momento, indicaba que las personas debían permanecer en su "residencia principal" y no ir a segundas residencias o salir de vacaciones.

El ministro de vacunas, Nadhim Zahawi, por su parte, también obtuvo un ascenso al reemplazar a Williamson, como ministro de Educación, después de una gestión exitosa en la implementación de las vacunas.

La partida de Williamson se produce después de un año turbulento, ya que enfrentó fuertes críticas por su gestión del Departamento de Educación.A su vez, Nadine Dorries, ministra de Salud y una exitosa novelista, reemplaza a Oliver Dowden como ministro de Cultura.

Más que se quedan

En tanto, el ministro de Finanzas Rishi Sunak y el de Defensa, Ben Wallace, se mantienen en sus cargos.

El ministro de Salud, Sajid Javid, que regresó al gobierno en julio de este año, luego de la renuncia de Matt Hancock, también continúa en su puesto.

Johnson decidió este cambio de gabinete para, según explicó una fuente de su Gobierno a la prensa, establecer un equipo fuerte y unido para reconstruir mejor al país después de la pandemia, un período en el que su gestión sanitaria y económica fue duramente criticada.

El premier pretende tener a su nuevo gabinete listo y en funciones antes de viajar a Estados Unidos para su primera visita oficial al presidente Joe Biden, y antes del inicio de las conferencias del Partido Conservador.

El último gran cambio de gabinete en el país se produjo en febrero de 2020, cuando Johnson despidió o trasladó a la mitad de su gabinete tras la salida del país de la Unión Europea (UE).