Las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus (Covid-19) podrían sumar a 1,1 millones de británicos más por debajo de la línea de pobreza al final de 2020, incluidos unos 200.000 niños, según un análisis publicado por un grupo de expertos del Reino Unido.

"Sin una acción urgente para proteger a las familias de las dificultades financieras causadas por la pandemia, el número total de niños que viven en la pobreza en el Reino Unido se elevará a 4,5 millones, un aumento de casi el 5%", alertó el Instituto de Investigación de Políticas Públicas (IPPR por sus siglas en inglés).

El análisis del IPPR proporciona la primera proyección del impacto de la crisis en la pobreza desde que comenzó la pandemia y se basa en estimaciones del Banco de Inglaterra que muestran que es probable que el desempleo alcance poco menos del 10% en el último trimestre de este año.

El total de 1,1 millones de personas que se encuentran por debajo del límite de pobreza previo a la crisis será un 7% más que los 14,7 millones proyectados, si no se hubiera producido la crisis, informó.

Guarderías

"Aquellos recién obligados a depender de Universal Credit (ayudas del gobierno) experimentarán un gran impacto en sus niveles de vida y esto será particularmente perjudicial para los hogares con altos alquileres como proporción de sus ingresos, o que tienen deudas existentes y bajos niveles de ahorro", agregó.

Advirtió que incluso para muchos padres con empleo, regresar a trabajar es difícil o imposible, porque las escuelas y las guarderías solo aceptan a algunos alumnos y están abiertos en horarios irregulares.

El grupo de expertos, instó al gobierno que lidera Boris Johnson a actuar ahora para evitar este aumento en las dificultades familiares. Y pidieron a las autoridades que incluya medidas para apoyar a los niños y las familias como parte de su paquete de estímulo económico planificado para este verano.