El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó a los senadores de su partido a forzar un voto por mayoría simple para terminar con el cierre parcial de su gobierno por falta de fondos y volvió a culpar a la oposición, mientras senadores republicanos y demócratas negocian frenéticamente para llegar a un acuerdo.

"Genial ver lo duro que están luchando los republicanos por nuestras Fuerzas Armadas y la Seguridad en la Frontera. Los demócratas sólo quieren que inmigrantes ilegales entren en masa en nuestra nación sin control", tuiteó Trump.

"¡Si el punto muerto continúa, lo republicanos deberían ir a por el 51% (Opción Nuclear) y votar un verdadero presupuesto a largo plazo, no CRs (resoluciones de continuidad)", agregó el presidente, que cumplió ayer un año de gestión al frente de la nación más poderosa del mundo.

La llamada "opción nuclear", que el líder de la mayoría en el Senado -el republicano Mitch McConnell- puede convocar de manera discrecional, cambia las reglas del Senado y establece que un proyecto de ley puede ser aprobado sólo con una mayoría simple (51) y no con una luz verde inicial de 60 votos.

Esta opción pone en peligro la capacidad de la minoría opositora para detener o bloquear el voto en casi cualquier materia, desde legislaciones hasta nombramientos judiciales o nominaciones relativamente rutinarias para puestos del gobierno.

De hecho, fueron los demócratas quienes aprobaron el uso de la opción nuclear en 2013, cuando tenían mayoría en el Senado, y el cambio fue respaldado por el entonces presidente, Barack Obama, para frenar la obstrucción "sin precedentes" de los republicanos.