La cancillera alemana, Angela Merkel, deja la dirección del partido luego de liderar por 18 años la Unión Cristiano-Demócrata (CDU). Es por ello que 1001 delegados se reunieron en la ciudad norte de Alemania para elegir al próximo presidente del espacio, en lo que será una votación histórica y decisiva para el futuro del país. 

Al inicio del encuentro, Merkel declaró: "Siento reconocimiento por haber sido presidenta durante 18 años" y agregó: "Fue un muy largo período en el que la CDU conoció altos y bajos"

La canciller, quién fue apodada por la prensa como "mutti" (mamá), aguarda completar su mandato al frente del gobierno hasta el 2021, lo que dependerá en gran parte de la persona que suceda al frente la CDU. 

 El partido más importante de Alemania, cuenta con tres posibles candidatos. Annegret Kramp-Karrenbauer ("AKK"), de 56 años, es la secretaria general del partido y es considerada como "Merkel bis", ya que sigue la línea de la canciller.

Friedrich Merz, de 63 años, propone un giro a la derecha de la CDU y del país. Apartado por Merkel en el pasado, quiere volver a la primera línea tras una década de ostracismo político.El joven ministro de Salud, Jens Spahn, de 38 años, muy crítico con Merkel, también aspira a liderar el partido, aunque su candidatura arrastra menos votos.

Por su parte, Eckhard Jesse, politólogo e investigador de la Universidad de Chemnitz, a la AFP, sintetizó que "quien alcance la presidencia del partido más importante en Alemania se convertirá a la larga en el canciller".