Una parte del botín del audaz robo cometido en la joyería del lujoso hotel Ritz, en pleno centro de París, con bienes valuados en casi cinco millones de euros, fue hallada tras el arresto de tres de los cinco delincuentes que participaron del atraco.

Según fuentes policiales, uno de los dos ladrones en fuga perdió una bolsa en la cual había escondido joyas y relojes.

Al momento de la fuga, los tres buscaron escapar por atrás pero se encontraron con las puertas bloqueadas y arrojaron el botín por la ventana.