Reino Unido alcanzó un nuevo récord de víctimas fatales por el coronavirus: en las últimas 24 horas sumó 854 muertes, el mayor aumento diario desde que empezó el brote. Así, el total llegó a 6.227 personas fallecidas.

La cifra se actualizó luego de que el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Inglaterra confirmó que 758 personas fallecieron, mientras que las autoridades de Escocia, Gales e Irlanda del Norte registraron otras 96 víctimas.

El salto de hoy se produce después de dos días consecutivos en que las muertes por el virus disminuyeron: el domingo se registraron 621 fallecimientos, y 439 ayer.

Según se informó, los pacientes tenían entre 23 y 102 años de edad y 29 de los 758 pacientes de Inglaterra aparentemente no tenían ningún problema de salud.

Reino Unido se encuentra en cuarentena desde el 23 de marzo luego de un giro en la estrategia para abordar el coronavirus, que en un principio era el de buscar guardar a las personas con factores de riesgo y que el resto de la población se inmunice, tal como lo había indicado el primer ministro Boris Johnson.

Días después, el mandatario comenzó a presentar síntomas y se confirmó que tiene coronavirus, por lo cual fue internado. Ayer debió ser trasladado a terapia intensiva luego de que su cuadro de salud se agrave, pero sigue al frente de las decisiones para tomar medidas contra el virus.