El Gobierno de Reino Unido anunció este martes nuevas restricciones para poder acceder al país en medio de la pandemia de coronavirus y prevenir el arribo de las variantes sudafricana y brasilera.

Se trata de una cuarentena obligatoria de 10 días para los residentes que provengan de países de la "lista roja", conformada por 33 naciones, entre ellas Argentina, Portugal, Emiratos Árabes Unidos y toda América del Sur.

Sin embargo la novedad se da por la modalidad en que se deberá costear el hospedaje: todos los viajeros están obligados a asumirán los gastos en hoteles asignados por las autoridades.

“A lo largo de esta pandemia, el Gobierno aplicará medidas proporcionadas, basadas en el asesoramiento de los científicos, y eso ha llevado a uno de los regímenes fronterizos más estrictos del mundo”, explicó el ministro de Salud británico, Matt Hancock, durante la rueda de prensa en la sede del ejecutivo local. 

Matt Hancock anunció la nueva cuarentena obligatoria para los británicos que regresen al país

La medida comenzará a regir desde el próximo 15 de febrero y estará bajo vigilancia del personal de seguridad para garantizar que no se evada. 

“Ahora estamos trabajando para asegurar que las instalaciones que necesitamos gestionen la cuarentena para los nacionales británicos que regresan a casa de los países de alto riesgo”, agregó el funcionario. 

El costo por cada noche ronda las 80 libras, monto que deberá ser absorbido de manera particular para cumplir con el aislamiento, es decir el 5,54% del salario mínimo por día. Si se suma el resto del hospedaje en el tiempo obligatorio, arroja un total de 800 librasmás del 50% del ingreso mínimo británico que en 2020 se ubicó en 1.447 libras.