La ministra del Interior británica, Priti Patel, expresó "profundo pesar" por la muerte de 31 migrantes en un naufragio en el Canal de la Mancha y advirtió que "no hay una solución rápida" al problema y que se precisa un "esfuerzo internacional coordinado".

“Lo que sucedió ayer fue terrible, no fue una sorpresa, pero también es un recordatorio de cómo las personas vulnerables corren peligro cuando están en manos de bandas criminales” a las que hay que enfrentar entre todos, dijo la ministra ante el Parlamento.

Agregó que el Reino Unido "no es despiadado" con los inmigrantes y que tiene un "enfoque claro, generoso y humano" para hacer frente al incremento de los cruces del Canal de la Mancha, que separa a Francia del Reino Unido.

Patel informó además a los parlamentarios que una vez más ha hecho una oferta a su homólogo francés para iniciar patrullas conjuntas para evitar que las personas intenten cruzar el Canal en barco.

Conversaciones

La ministra dijo que habló con su homólogo francés, Gérald Darmanin, en un esfuerzo por encontrar soluciones a la crisis en desarrollo.

“Acabo de hablar de nuevo con mi par francés, el ministro Darmanin, y una vez más le hice una oferta muy clara a Francia en términos de cooperación conjunta con el Reino Unido, para evitar que se lleven a cabo estos peligrosos viajes", señaló.

“Me ofrecí a trabajar con Francia para poner oficiales en tierra y hacer absolutamente todo lo que sea necesario para reforzar la seguridad en la zona, de modo que las personas vulnerables no arriesguen sus vidas al meterse en botes no aptos para navegar”, agregó.

El primer ministro británico, Boris Johnson, habló con el presidente francés, Emmanuel Macron, y acordaron "intensificar sus esfuerzos" para hacer frente a las bandas de traficantes, informó un vocero del Gobierno británico.

Más temprano, Johnson había acusado a las autoridades francesas de no haber hecho "lo suficiente" para impedir los cruces, a pesar de haber recibido más de 60 millones de euros de contribución británica para reforzar la vigilancia de sus costas.
 

Pedidos de asilo

Patel dijo que "no había una solución rápida" a la crisis migratoria, pero agregó que estaba contenta de que Macron hubiera "indicado su determinación de detener a las viles bandas de tráfico ilícito de personas" y trabajar en estrecha colaboración con Europa.

Patel destacó también que presionó a su homólogo de Francia para que establezcan un acuerdo de retorno para que los inmigrantes que vienen al Reino Unido puedan ser enviados de regreso.

Las solicitudes de asilo al Reino Unido alcanzaron su nivel más alto desde 2004, según estimaciones oficiales de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS)

Los solicitantes son principalmente refugiados de Irán, Eritrea, Albania, Irak y Siria.