El gobierno de Boris Johnson anunció un paquete de 15.000 millones de libras (19.000 millones de dólares) para ayudar a los hogares más desfavorecidos a hacer frente a la crisis social en Reino Unido. La medida está financiada por un impuesto de hasta el 25% a la renta extraordinaria de los gigantes energéticos.

En una intervención ante el Parlamento, el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, aseguró que esta medida permitirá un paquete de ayudas para que los británicos más golpeados por la crisis puedan "sentir que se aligera el peso" de una inflación que alcanzó el 9% en abril, un récord en los últimos 40 años. 

Sunak presentó el tributo, que se fijará en un 25% de acuerdo a The Guardian, como un "impuesto temporal sobre beneficios energéticos específicos". El ejecutivo de Johnson explicó que la medida implica un "camino intermedio" porque además del gravamen a la renta extraordinaria, habrá un incentivo para la inversión en el sector.

El sector del petróleo y el gas está obteniendo rentas extraordinarias en territorio inglés, debido al aumento de los precios de la energía, como consecuencia de la guerra en Ucrania. A su vez, el ministro afirmó que las empresas que inviertan obtendrán ''desgravaciones fiscales sobre el 90% de sus inversiones''. 

"Será temporal y cuando los precios del petróleo y el gas vuelvan a niveles históricamente más normales, el impuesto se eliminará gradualmente", explicó.

El paquete de ayudas 

"Casi uno de cada ocho hogares entre los más vulnerables del Reino Unido recibirá al menos 1.200 libras este año, incluyendo una ayuda única contra el costo de la vida de 650 libras, un aumento de los subsidios de 400 libras y la duplicación del descuento en las facturas de energía" en octubre, precisó su ministerio.

Cabe destacar que el gobierno de Boris Johnson era reticente a ayudar a los más vulnerables a hacer frente a la inflación, ya que desde el Ejecutivo alegaban que ''ya habían destinado'' 22.000 millones de libras. El primer ministro alegaba en su negativa que este impuesto podría socavar la inversión en energías renovables y la transición hacia la neutralidad de carbono, en sintonía con las quejas de los gigantes enérgeticos de su país. 

En medio de la polémica por la celebración de fiestas ilegales en Downing Street durante los confinamientos contra el Covid-19, Boris Johnson pareció dispuesto a ceder ante la presión de los sindicatos y otras asociaciones británicas contra la pobreza. Todos los hogares, independientemente de sus ingresos, recibirían una ayuda de 400 libras.

La renta inesperada en Argentina

A fines del mes pasado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó que está trabajando en un mecanismo temporal para “redistribuir la renta inesperada”

Se trata de las ganancias ''inesperadas'' que no son fruto de una inversión adicional o más contratación de empleo, sino que son producto del alza de los precios de las materias primas generado por la guerra entre Rusia y Ucrania. En principio, el impuesto se aplicaría solamente a determinadas actividades relacionadas con las materias primas que tuvieron importantes incrementos, como los granos, los minerales, el petróleo y el gas

El Presidente y Martín Guzmán, el día del anuncio

La presentación fue realizada al mismo tiempo que el presidente Alberto Fernández confirmó el bono a monotributistas, jubilados, pensionados y trabajadores informales. En ese contexto, acompañado por el presidente, Guzmán enfatizó en que el enfoque apunta a "las empresas que tienen ganancias imponibles superiores a los 1.000 millones de pesos anuales'', el cual es una porción muy pequeña de todo el entramado de empresas. 

Luego de algunas reuniones del ministro con empresarios, el Gobierno continúa buscando consensos para poder presentar el proyecto y, consecuentemente, conseguir los votos necesarios para transformarlo en ley en ambas Cámaras del Congreso Nacional.