El presidente del Parlamento flamenco, el nacionalista de la N-VA Kris van Dijck, presentó su dimisión tras ser acusado por una publicación de haber mediado para favorecer un fraude laboral con el que beneficiar a una prostituta con la que mantendría una relación sentimental.

"Nunca he hecho nada que fuera en contra de la ley, quienes me conocen, lo saben. Las acusaciones de hoy son totalmente incorrectas", dijo Van Dijck en un comunicado difundido en respuesta a lo publicado por la revista P-Magazine.

Según la publicación, el ya expresidente del Parlamento flamenco mantiene una relación sentimental con Escort Lynn, que fue contratada por la empresa E-Media poco antes de declararse en quiebra, con lo que esta mujer pudo acogerse al seguro y otras prestaciones sociales para despedidos por el cierre de una empresa. Permitió así que recibiera una indemnización de e 5.239 euro.