Cientos de manifestantes fueron reprimidos con gas pimienta por la policía durante una concentración en el centro de la ciudad de Hong Kong, convocada para conmemorar el primer aniversario del inicio de las protestas en la ex colonia británica.

Las manifestantes comenzaron a congregarse a última hora de la tarde en el distrito Central para recordar la primera protesta contra el proyecto de ley de extradición, ahora retirado, que tuvo lugar hace justo un año y que se convirtió en un detonante decisivo del movimiento antigubernamental.

Las protestas de conmemoración comenzaron durante el mediodía en centros comerciales con pancartas y consignas contra el gobierno de la isla, pero el momento de mayor concentración fue a la tarde en el Charter Garden, distrito Central, desde donde marcharon a lo largo de las calles Queen's y Des Voeux.

La policía instó a los residentes a no participar en reuniones no autorizadas, ya que las normas de distanciamiento social a causa de la pandemia del nuevo coronavirus siguen vigentes y limitan las congregaciones a un máximo de ocho personas, informó EFE.

La policía hongkonesa advirtió en un comunicado que las concentraciones serían declaradas ilegales por tratarse de asambleas no autorizadas, y también izó varias veces durante la concentración una bandera azul, que advertía de que se trataba de una asamblea ilegal, durante la concentración.

Para eludir el control policial, los participantes se comunicaron a través de las redes sociales para reunirse en varios distritos de la ciudad y los sitios exactos fueron anunciados sólo una hora antes de las acciones planeadas.