Los legisladores republicanos en el Congreso de EEUU se oponen a revelar los registros fiscales confidenciales de los ciudadanos más ricos, y otorgar más fondos y personal a la agencia nacional de recaudación de impuestos para que profundice la indagación sobre las personas y empresas más poderosas del país.

La posición sobre el Servicio de Impuestos Internos (Internal Revenue Service, IRS) emergió tras un informe del sitio web de la agencia independiente ProPublica basado en los registros fiscales confidenciales de los estadounidenses más ricos, según informa la agencia Prensa Latina.

Según el diario The Hill, a los republicanos no les gusta desde hace tiempo la agencia de recaudación de impuestos, y critican la propuesta del presidente Joe Biden de dotar a ese organismo de muchos más recursos.

‘Se trata de una asombrosa violación de la confianza que debería preocupar mucho a los contribuyentes’, declaró a los periodistas el representante Kevin Brady (Texas), el principal republicano del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes.

El congresista señaló que espera sacar el tema de la divulgación esta semana con la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, que está programada para testificar en una audiencia anual sobre el presupuesto del presidente.

Elusión

ProPublica publicó un informe en el que se detalla cómo destacados multimillonarios estadounidenses, como Jeff Bezos y Elon Musk, pagaron en determinados años muy pocos o ningún impuesto federal sobre la renta.

El informe filtrado reveló que los estadounidenses más ricos pagaron poco en impuestos en comparación con sus ganancias.

The Hill afirmó que es ilegal que los empleados federales revelen sin autorización información sobre la declaración de la renta.

Funcionarios de la administración dijeron que el asunto fue remitido a varias agencias, incluidos los inspectores generales del Departamento del Tesoro, el FBI y el fiscal del distrito de Columbia.

Los republicanos utilizaron el artículo de ProPublica para intensificar sus críticas a las propuestas del presidente Joe Biden de proporcionar más fondos al IRS para su tarea para ordenar la recopilación de información privada y personal adicional de los estadounidenses de a pie a través de las instituciones financieras.

Presiones

El tema sale a la luz cuando los demócratas presionan para aumentar los impuestos a los ricos y a las corporaciones para pagar las propuestas de infraestructura de Biden, a lo cual los republicanos generalmente se oponen.

"Los registros del IRS muestran que los más ricos pueden, de manera perfectamente legal, pagar impuestos sobre la renta que representan solo una pequeña fracción de los cientos de millones, si no miles de millones, de lo que sus fortunas crecen cada año", subrayó en su artículo ProPublica.

En promedio, un hogar estadounidense gana 70.000 dólares anuales brutos y paga un 14% en impuestos federales, aunque hay estados y condados que cobran, además, sus propios impuestos. Mientras que el porcentaje total de impuestos que pagaron los megamillonarios es escandalosamente bajo. Por dar tres ejemplos, Warren Buffet pagó un 0,10%, Jeff Bezos un 0,98% y Elon Musk un 3,98%, según la agencia.

"Los registros fiscales confidenciales obtenidos por ProPublica muestran que los ultrarricos eluden de manera efectiva este sistema", subrayó.