La mesa de la Asamblea Nacional (Cámara Baja) francesa decidió retirar los fueros de la diputada ultraderechista Marine Le Pen, por la difusión en redes sociales de unas fotos de ejecuciones practicadas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), informaron fuentes parlamentarias.

La petición de levantar la inmunidad parlamentaria a la líder del Frente Nacional (FN), elegida en junio pasado, se produce a petición de la jueza que investiga si incurrió en un delito de difusión de imágenes violentas en diciembre de 2015.

Entonces, a través de la red social Twitter, Le Pen colgó tres imágenes de ejecuciones practicadas por el EI como respuesta a un periodista que había comparado a ese grupo extremista con el FN. “Eso es EI”, aseguraba Le Pen en su mensaje, antes de retirar una de las tres imágenes, la de la decapitación del periodista estadounidense James Foley, a petición de la familia de la víctima.

Sin embargo, la presidenta del FN mantuvo la foto de un hombre bajo las cadenas de un tanque y otra de un prisionero en llamas dentro de una jaula, imágenes que procedían de la propaganda lanzada por el EI. La difusión de “mensajes de carácter violento, que inciten al terrorismo” o “atenten contra la dignidad humana”, está penada en Francia con hasta tres años de cárcel y 75.000 euros de multa.

Las fuentes parlamentarias, citadas por la agencia de noticias EFE, indicaron que la mesa de la Cámara, compuesta por una veintena de diputados, estimó ‘seria, legal y sincera’ la petición de la Justicia de retirar el aforamiento de la diputada, aunque, como siempre, no entró en el fondo del asunto.

Con esta decisión, la líder ultraderechista, quien perdió en el balotaje en las pasadas presidenciales un mes antes de conquistar, por vez primera en su vida, un escaño en la Asamblea Nacional en su feudo del norte del país, podrá ser convocada por la jueza de Nanterre, a las afueras de París, que instruye la investigación.