Representantes de 14 países de América latina se reuniránentre hoy y mañana en Quito, por tercera vez en siete meses, para analizar aspectos técnicos relacionados con la migración masiva de venezolanos en la región.

Del encuentro, que se realizará en el Palacio de Najas, sede de la cancillería ecuatoriana, participarán alrededor de 200 funcionarios de niveles de viceministros a directores, informaron fuentes del gobierno local citadas por la agencia de noticias EFE.

Además, asistirán en calidad de observadores representantes de otros 22 países y de la ONU, la OEA, la Cepal, el Mercosur, la Comunidad Andina, la Cruz Roja internacional y otros organismos multilaterales.

Entre los asuntos principales de la agenda sobresale el análisis de la situación de los documentos de viaje de los emigrantes venezolanos, especialmente en la Argentina, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú.

Asimismo, la ONU presentará el informe de la plataforma regional de coordinación interagencial para refugiados y migrantes de Venezuela.

Será la última reunión similar a celebrarse en Quito, tras las realizadas a comienzos de septiembre y a fines de noviembre, pues la próxima se efectuará en Buenos Aires.

Diversas fuentes estimaron en alrededor de cinco millones las personas que emigraron de Venezuela desde que el chavismo llegó al gobierno, a comienzos de 1999, y calcularon que, de ellas, unos cuatro millones se fueron en los últimos tres años, debido a la profundización de la crisis institucional y humanitaria que sufre el país caribeño, mientras continúa la tensión en el país con acusaciones de parte del presidente Nicolás Maduro por un presunto sabotaje.