Un libro escrito por Stephanie Grisham, ex miembro del personal de la Casa Blanca, se revela que Donald Trump tomó un gusto inapropiado por una de sus jóvenes empleadas cuando era presidente de los Estados Unidos

The Washington Post obtuvo este martes una copia del libro “Tomaré sus preguntas ahora” I’ll Take your Questions Now) en el que Grisham detalla que Trump se “obsesionó” con una joven empleada de la prensa: el expresidente preguntaba constantemente dónde estaba la asistente durante los eventos de los medios y una vez exigió que la llevaran a su cabina en el Air Force One para poder “mirarla por detrás”.

Grisham, quien se unió a la campaña de Trump en 2016 y luego se desempeñó como secretaria de prensa de la Casa Blanca y jefa de gabinete de la primera dama, también escribió que Trump le pidió una vez que le asegurara que su pene no era pequeño o de forma anormal, ya que había alegado la estrella de cine para adultos Stormy Daniels.

No es la primera vez que se acusa a Trump por eventos de estas características, veintiséis mujeres han acusado públicamente al expresidente de conducta sexual inapropiada, que incluye violación, manoseo y acoso.

Cómo respuesta, Trump ha negado todas las acusaciones y calificó a las mujeres de "mentirosas".

La narradora del libro

Stephanie Grisham fue una de las asesoras de Trump más importantes y con más años de servicio. Durante por su paso por la Casa Blanca, trabajó como tercera secretaria de prensa del presidente y como jefa de personal y directora de comunicaciones de la primera damaMelania Trump antes de renunciar el 6 de enero de este año durante los disturbios en el Capitolio.

“Tomaré sus preguntas ahora” cuenta en 352 páginas numerosas situaciones y experiencias que Grisham vivió en primera fila gracias a su cargo en la secretaria de prensa.  

Grisham fue nombrada subsecretario de prensa de Sean Spicer en el Ala Oeste de la Casa Blanca en el 2017

El escrito estará disponible a la venta desde el 5 de octubre, pero los comentarios por parte de los representantes de Trump y su familia no se hicieron esperar.

La oficina Melania Trump expresó “la intención detrás de este libro es obvia”, luego de que se filtrara un pasaje que compara a la ex primera dama con María Antonieta. Por medio de un comunicado señalaron que el relato de Grisham “es un intento de redimirse después de un mal desempeño como secretaria de prensa, relaciones personales fallidas y comportamiento poco profesional en la Casa BlancaA través de la falsedad y la traición, busca ganar relevancia y dinero a expensas de la Sra. Trump”.

Por su parte, el expresidente Trump aseguró que lo que se dijo en el libro fueron “cosas malas y falsas” y la única razón por la que fueron escritas es porque la autora estaba “muy enojada y amargada” por su separación en 2020 del ex asistente de la Casa Blanca Max Miller,  quien supuestamente agredió físicamente a Grisham durante una discusión marital.

“Tenía grandes problemas, debería resolver esos problemas por sí misma. Ahora, un editor radical de izquierda le paga por decir cosas malas y falsas”, sentenció Trump a The New York Times en un comunicado difundido este martes.