Rusia acusó a YouTube de difundir información falsa sobre las fuerzas rusas en Ucrania y le prohibió a Google hacer publicidad en el país de Vladimir Putin, según lo anunció el regulador de telecomunicaciones nacional, el Roskomnadzor.

Desde Moscú lanzaron una campaña para frenar la difusión de información de parte de la empresa que no cuadra con la línea oficial, según la cual la invasión de Ucrania es una "operación militar especial" para "desnazificar" al país vecino y proteger a la población rusa que vive allí.

"YouTube se convirtió en una plataforma clave para la difusión de noticias falsas sobre la operación militar especial en el territorio de Ucrania, desacreditando a las fuerzas armadas rusas", indicaron desde el ente.

El Roskomnadzor también le reprochó a YouTube, sitio que le pertenece a Google, de publicar contenido audiovisual de "extremistas" ucranianos, y acusó al buscador de censurar a los medios de Estado rusos, cuyos canales en la plataforma de videos fueron cerrados.

Ahora, según la agencia de noticias AFP, el sitio no podrá "hacer publicidad de Google LLC" y de sus respectivas plataformas en la nación presidida por Putin. En ese sentido, los motores de búsqueda rusos deberán indicar que Google y sus filiales violan la ley rusa cuando se efectúa una búsqueda de sus nombres.

Acciones similares con otros sitios 

La difusión de informaciones que desacrediten al Ejército ruso puede ser condenada con hasta 15 años de prisión. Aún así, las medidas que tomaron desde Rusia con Google son mucho menos graves que las que decidieron frente a Facebook, Twitter e Instagram debido a acusaciones similares que le hicieron.

"El 4 de marzo de 2022 se decidió bloquear el acceso a la red Facebook (propiedad de Media Platforms, Inc.) en el territorio de Rusia", información desde el organismo de telecomunicaciones. Acto seguido, hicieron lo mismo con Twitter.